No esperes ningún favor por parte de la naturaleza

Últimamente hemos estado oyendo acerca de varios problemas y desastres naturales, tales como inundaciones y tormentas de nieve en Europa, incendios en Rusia, huracanes en Estados Unidos, y el reciente incendio en Israel.

Los expertos en este campo pronostican que tenemos tiempos difíciles por delante en todo el mundo debido al calentamiento global  y los cambios climáticos que han empezado a ocasionar grandes problemas.

¿Por qué ocurre de esta manera? Es debido a que existimos en la naturaleza, y la Gematria (significado numérico) de las palabras “naturaleza” y “Creador” son iguales.

Baal HaSulam explica en el articulo “La Paz” que debemos mirar al Creador como la ley de la naturaleza. No debemos pensar que Él puede cambiar si se Lo pedimos. Los sabios de la Cabalá desean erradicar esta ilusión que tenemos, entonces dejaremos de pensar que cualquier cambio es posible por parte del Creador

Desde el principio Él es Bueno y hace el bien; El no cambia y así es Su actitud hacia nosotros. La Luz Buena desciende hacia nosotros desde El y se debilita mientras va atravesando los mundos u ocultamientos. Es así como la recibimos en nuestras sensaciones.

Cuando recibimos esta Luz, ella pasa a través de nuestra naturaleza, la cual es opuesta a esta, y apunta completamente hacia la recepción. Por lo tanto, todo el bien que viene a nosotros se transforma en mal de acuerdo a cuán opuestas estén nuestra cualidades a este. Esto es debido a que la Luz es otorgamiento y amor, mientras que yo soy recepción y odio. Debido a esta diferencia, yo percibo la buena influencia de la Luz como mal en todas sus diferentes manifestaciones.

Todos mis deseos son tan egoístas por naturaleza que con el fin de satisfacerlos estoy listo para usar a todo el mundo. Debido a que lo uso solo para la auto gratificación, sufriré más y más de una generación a otra, de un año a otro mientras me voy haciendo más sensible, desarrollado y dependiente.

En este siglo, la humanidad ha logrado un estado en el cual no sabe para donde ir ni cómo salir del callejón sin salida en el cual se ha metido. Ya que vivimos en un mundo global, dependemos los unos de los otros en todas las formas, mientras que nuestro ego nos separa y nos encierra en él.

Cuando la abundancia de bondad desciende hacia nosotros desde Arriba, esta no está destinada para una persona en particular, sino para todo el común, el ego integral. Por consiguiente, nos estamos preparando para catástrofes más grandes.

Incluso estamos tratando de evitarlas, como Baal HaSulam escribe, la naturaleza o el Creador ganará inevitablemente y nos obligará a aceptar e implementar la ley de equivalencia de forma con El.

La ciencia de la Cabalá explica esta ley de una manera muy simple. Está dicho que el Creador nos influye, y que existe un sistema de mundos  o filtros entre Él y nosotros, destinados para permitir que la Luz del Creador de paso de forma selectiva.

La ley por medio de la cual trabaja este sistema desde el Creador hacia nosotros y desde nosotros hacia el Creados, es llamada la ley de equivalencia de forma o la ley del equilibro. Resulta que al mismo grado en que recibimos las influencias del Creador, podemos corresponderlas y otorgarle de vuela a Él con la misma fuerza, con el fin de  mantener el equilibrio.

Debido a que el Creador constantemente incrementa Su influencia en nosotros, debemos incluso corregirnos más y más. Este el propósito por el cual nuestro ego continua creciendo en relación con una formula especifica, y es en relación a la misma fórmula que la influencia por parte del Creador se realiza.

Sin embargo, si transformamos nuestro ego en otorgamiento, alcanzaremos la equivalencia de forma con El y así se mantendrá el equilibro. Entonces no importa cuánto El nos influya, lo percibiremos de una forma correcta. El me da a mí, y yo le doy a Él.

Dicho de otra forma, cambiar nuestra naturaleza, nuestros deseos egoístas en otorgamiento, amor, cuidado y atención a las otras personas, es la verdadera solución al problema. Es de esta forma como alcanzaremos el equilibrio común: La Naturaleza se calmará y la humanidad empezará a percibirla de diferente manera.

Además, revelaremos la Dimensión Superior, el Mundo Superior, y descubriremos que todo este sistema de filtros o mundos existe dentro nuestro, mientras existamos en equilibro con el Creador, en equivalencia de forma y adhesión con El.

(29612 – De la Lectura en el Hall “Centro de Cabalá L’ am” del 12/7/10)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta