No hay nada gratis

Pregunta: ¿Tiene algún valor pregonar el altruismo “material” en el mundo como una primera etapa de la corrección?

Respuesta: En la circulación de la sabiduría de la Cabalá, no podemos unir esfuerzos con los “altruistas”. En el mejor escenario posible, las organizaciones de caridad le dan a los pobres lo que consiguieron obtener de otros: por ejemplo, harina de una fábrica, textiles de otra, zapatos de alguna otra. Obviamente, es lindo, aun cuando muy pocos hacen esto. La mayor parte del tiempo, no pasan de hablarlo.

Sin embargo, lo que es importante entender aquí es que no estamos mejorando el mundo con nada de esto. De hecho, el egoísmo que lo está destruyendo no se corrige con tales acciones. Al satisfacer los deseos de un egoísta, lo estás acabando. Sus necesidades deben ser satisfechas bajo la condición de que adquiera una profesión y haga algo usando sus manos o el cerebro.

Una persona tiene que trabajar, producir algo a cambio del sustento que le proporcionas. De otra manera, estás criando parásitos, y billones de personas no desean trabajar sino que esperan que los alimentes.

Y más tarde, salen a las calles, quejándose de que reduces su asistencia social. Y no son ellos los culpables porque tú los educaste de esa manera; tú desarrollaste tal actitud en ellos.

El gobierno europeo ha educado a los manifestantes que hoy toman las calles en contra de la reducción de la asistencia social. Se les dijo claramente: “No hagas nada, y te pagaremos por ello”. En otras palabras, tú mismo cometiste un error y ahora tienes que pagar por ello. En realidad, ¿Quién rechazaría una caridad que se ha vuelto una norma?

El hombre no debe ser entrenado para recibir cosas por sentado. Al hacerlo, no tomamos en consideración su naturaleza egoísta.

Es lo mismo con los niños. Tienen que estar conscientes de que siempre les das algo a cambio de lo que recibes de ellos. Le enseñas constantemente a un niño a tratar la vida correctamente y lo entrenas para trabajar con su egoísmo. Nada se gana sin un esfuerzo.

Seguramente, los niños necesitan un enfoque especial, pero tiene que estar basado en las mismas leyes. Les das un dulce no porque son lindos sino después de que han resuelto un problema de matemáticas o hecho un ejercicio. De otra manera, estás corrompiendo a un niño ya que ahora esperará recibir todo en la vida sin costo. Como resultado, crecerá como un individuo miserable que no sabe cómo vivir.

El pago siempre es necesario, entre adultos y entre niños. Aparte, una persona tiene que saber a quién le está pagando, con qué, y qué se espera de él. Sólo entonces construirá una actitud correcta hacia los otros que lo rodean: él no sólo recibe algo del exterior sino que además da algo a cambio. De esta manera, gradualmente, una persona comienza a  interactuar con toda la creación correctamente. Entonces, una filosofía completamente nueva emerge y se forma en él.

(30812 – De la 4º parte  de la lección diaria de Cabalá del 26 de Diciembre 2010, “Paz en el Mundo”)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas:

Próximas Entradas: