¿Por qué esperar los golpes?

Si ganas lo que deseas con tanta pasión pasando a través de un montón de dolor, das gracias por las malas, como por las buenas. Obviamente, no es el camino de la Luz, pero así es la realidad. Nosotros, sin embargo, tenemos que avanzar sólo a través de la Luz, como está escrito: “En Tu Luz veremos Luz“.

¿Por qué no siento este mal mucho antes de que me golpee? ¿Por qué no puedo adelantarme al golpe? ¡Sé que es posible! Si entro al grupo, recibo un despertamiento de mi mal desde los amigos. No es la luz que viene de lo Alto que se me revela, sino que lo descubro y lo reconozco por mi cuenta.

Haciendo esfuerzos para unirme con los amigos, veo cuán incapaz soy de hacerlo, y siento mi inutilidad total. Al mismo tiempo, sin embargo, recibo la grandeza de la meta, lloro al Creador para que me ayude y me avance.

Habiendo recibido la Luz Circundante, me vuelvo de nuevo al grupo, sólo para sentir resentimiento una vez más, y clamar al Creador de nuevo. Él provee la Luz que Reforma. El Creador me acerca a Él y me sostiene. Empiezo a sentir, entender y a alcanzar más y de este modo seguir adelante. Entonces, el ciclo se repite.

Esta es una acción ininterrumpida, continua que deben realizarse en una frecuencia infinita, y estás en ella constantemente. Por otra parte, tu plegaria al Creador y al grupo, así como la recepción de la Luz Circundante, ocurren automáticamente. Una sigue a la otra.

Sólo tienes que “presionar el pedal” para moverte hacia la dirección correcta. Cómo giran todas las “ruedas dentadas” en el “motor”, eso no te interesa. Así que, ¿por qué esperar los golpes?

(29022 – De la lección diaria de Cabalá del 3 de Diciembre del 2010, Escritos de Rabash, Carta 24)

Material Relacionado:

Pidiendo por el bien de todos, incluyendo el nuestro

Sólo la influencia de la luz superior puede darle la importancia del grupo

¿Somos personas libres o sólo engranajes en una máquina?

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta