Porqué a las personas les gusta ver las nubes

Tras el Tzimtzum Bet (Segunda restricción), cada Partzuf mueve su parte inferior hacia el Partzuf inferior. La parte inferior de Bina se sumerge en Zeir Anpin, y la parte inferior de Zeir Anpin se sumerge en Maljut. Por esto la parte superior de cada Partzuf es visible, y la parte inferior está oculta dentro del Partzuf inferior.

Esta es la estructura de acuerdo a Tzimtzum Bet, y así es precisamente como estamos conectados uno a otro: Cada persona tiene una parte de él incluida en otra persona. Todos están dentro de todos.

No somos capaces de imaginar visualmente una imagen holográfica como esta. No hay persona que no esté incluida en todos, y no hay persona que no incluya a todos, una parte de cada persona. Esta imagen integral es similar a una gran nube sin principio ni fin ni partes separadas. Simplemente, cada uno está incluido en todos.

Esto es lo que nos hace Tzimtzum Bet cuando Bina se conecta con Maljut. Por esta razón, sin importar si lo queremos o no, tenemos una influencia absoluta en cada uno. Una vez que entendamos esto y usemos las consecuencias para influir apropiadamente en los deseos y pensamientos de cada uno, entonces rápidamente alcanzaremos la garantía mutua y el Kli común.

El sistema ya está construido de acuerdo a este principio. La pregunta es si queremos que el sistema opere de acuerdo a ello. Esta es la entera diferencia entre el mundo en el que existimos y el mundo espiritual. Nuestro mundo es lo que queremos ver en él, mientras que el mundo espiritual corresponde completamente al deseo del Creador. 

(27669 – De la tercera parte de la lección diaria de Cabalá del 25 de noviembre 2010 – Beit Shaar HaKavanot.)

Material Relacionado:

La copa con que recoger la luz

Una guía para los deseos

Elevarse por encima de los problemas en un haz de luz

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: