Trabajando en dos direcciones

Pregunta: Una persona sólo siente una cosa en un momento dado en el tiempo. ¿Cómo entonces podemos experimentar la decepción y la alegría al mismo tiempo?

Respuesta: Dos opuestos son inherentes dentro de nosotros: Nuestro deseo egoísta y la chispa altruista, el punto en el corazón.

Si comenzamos a avivar la chispa correctamente, entonces nos empuja hacia el otorgamiento, el Creador, mientras que el deseo nos empuja en la dirección del mundo animado, simplemente deseando ser llenado. Si los posiciono uno contra el otro, si estoy listo para que mi deseo sufra por el bien de la elevación de mi punto en el corazón, entonces mi trabajo ya se aclara en dos direcciones diferentes.

Mientras más restringido sea mi deseo de placer, más alto asciende el punto en el corazón por encima de él al otorgamiento. Es en su oposición que yo construyo mi Kli.

Tengo que dar toda mi energía al punto en el corazón para plantarlo en el grupo y elevarlo allí. En cuanto al deseo material, que venga lo que sea. No le doy mucha atención a él, limitándome a las necesidades vitales.

Por lo tanto, definitivamente tenemos que “dividirnos” en dos, para que finalmente una pantalla, Masaj surja entre estas dos partes. Entonces iremos a hacer las acciones espirituales reales.

(29128 – De la 1º parte de la lección diaria de Cabalá del 8 de Diciembre del 2010, El Zohar)

Material Relacionado:

Todo es para bien si solo nos elevamos un poco

Trabajando en nombre de la alegria

Cuando un camino termina otro comienza

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas:

Próximas Entradas: