Tú eres una sombra y Yo soy la Luz

¿Por qué la Luz nos creó en oposición a ella, como una sombra en el fondo? Es porque es imposible alcanzar la Luz en sí misma, sólo podemos alcanzarla desde su lado opuesto, como está escrito “El beneficio de la Luz es revelado dentro de la oscuridad”.

Como criaturas, no sentimos el fenómeno en sí, pero podemos percibir algo en contraste con su opuesto, como acido y dulce, frio y caliente, etc. Es precisamente la polaridad de las experiencias lo que crea una sensación en nosotros.

Es por esta razón que la Luz tiene que crear en nosotros la forma de la obscuridad, opuesta a ella, y luego nos ayuda a conocerla desde la oscuridad. De esta manera, queda claro como la Luz actúa sobre nosotros.

Sus acciones se expresan en dos maneras: Por un lado, incrementa mi deseo y por el otro lado, crea una sensación del Superior la afecta. En el primer caso, la Luz actúa a través del placer, y en el segundo caso, es como se presentación a sí misma.

Esa es la manera en la que mi deseo se desarrolla. Crece hasta cierto grado y empieza a reconocer Quién lo desarrolla. Entonces, crece aún más, y ya estoy listo para empezar a pensar sobre lo qué pasará conmigo en adelante, como me vuelvo similar a Él y como adquiero  Sus propiedades.

En otras palabras, mi deseo no sólo se vuelve más grande, sino que también crece en calidad. Al final, el resultado es un deseo muy grande. Su magnitud se vuelve igual al placer que actúa sobre él, mientras que la cualidad que yo deseo es lo que la Luz quiere.

(29496 – De Cabalá para principiantes “Luz”, del 8 de Diciembre del 2010)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: