Una tormenta alrededor del Creador

Si el Partzuf Superior desea dar algo al inferior, se reduce a sí mismo como una madre que cuida a su hijo. Ella hace comida para “adultos”, pero para su bebe ella hace comida especial, calentada a cierta temperatura.

Estas acciones adicionales, que son realizadas a través de un mecanismo especial de la conexión del Superior con el inferior, son llamadas “Searot” (cabellos) que viene de la palabra Soer (tempestuoso) o Saara (una tormenta).

¡El Superior quiso dar al inferior todo lo que Él tiene! Pero Él tuvo que restringirse a Sí mismo y dio al inferior sólo una pequeña parte de acuerdo al nivel del inferior, tanto como él es capaz de recibir. El Superior tiene que asegurarse que el llenado beneficiará al inferior.

Esta restricción o fuerza con la que el Superior se restringe a Sí mismo es llamada “Searot” (cabellos), que tiene un sonido similar a cómo todo es tempestuoso (Soer) debido a esto dentro de Él.

¡Ahora sólo tienes que imaginar cómo el Creador sufre y ruge! Su deseo de otorgar es enorme. ¡Él desea darnos todo de la corrección infinita (Gmar Tikun)!

Pero Él nos mira y ve que no hay nada más que dar. Nadie quiere recibir. Que tan grande es el sufrimiento de ver bebes que están casi muriendo de hambre, en tanto que se puede ayudarlos, teniendo la habilidad de curar todos sus dolores y llenarlos con bondad mientras que ¡no queremos esto! No tenemos la capacidad de aceptar nada que venga de Él.

Los ecos de esta tormenta, que el Superior usa para restringirse a Sí mismo, las fuerzas impuras Klipot empiezan a influirnos, intentando despertarnos y forzándonos a actuar. Nos parece que estamos siendo influenciados por fuerzas malvadas, pero se despiertan sólo en la medida en que fallamos al avanzar, quedando atrás de nuestro desarrollo y no permitiendo que la Luz nos llene.

(28938-  De la 2º parte de la lección diaria de Cabalá del 12/6/10, “Talmud Eser Sefirot”)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: