entradas en '' categoría

Analfabetismo ambiental

Cuando escuchamos las noticias sobre el medio ambiente en la radio o la televisión, necesitamos comprender que las personas confunden la causa y el efecto y no perciben el propósito.

El objetivo de los ambientalistas es equilibrar el ambiente con el fin de volver a un estado satisfactorio. Pero la perspectiva de la Cabalá sobre el asunto es enteramente diferente.

Cuando nosotros hablamos de hacer volver al mundo a un estado positivo, no estamos persiguiendo el mismo objetivo que el resto de la gente, ya que hemos comprendido que la fuerza externa de la Naturaleza ha creado específicamente la situación actual conforme a un programa en particular. Los cabalistas predijeron esto y nos dieron plazos muy precisos, incluso anticipando el año del acontecimiento. El Zohar menciona sucesos 1,800 años antes de que sucedieran realmente.

El problema no es la contaminación del ambiente. ¿Cómo podrían los cabalistas haber tenido un conocimiento tan específico de todo esto? El propósito del programa de la Naturaleza no es que contaminemos y luego limpiemos el planeta. Y es debido a esto que no ayudará el invertir dinero en medidas anti contaminantes. Sería lo mismo que crear nuevas leyes contra el robo o el uso de estupefacientes. Sabemos que esto no soluciona el problema. Al encarcelar a las personas se las separa de la sociedad, pero no se les puede reeducar con esta medida.

Por esta razón, no consideramos que los eventos naturales sean advertencias morales, sino sólo un motivo para que nosotros nos transformemos internamente en relación con los demás. Nunca seremos capaces de hacer algo positivo para nosotros mismos o para la naturaleza deteniendo la contaminación. Desde el principio, todo se creó de esta forma para elevarnos al mundo por venir, en lugar de convertirnos en buenos egoístas en este mundo.

Existe una gran diferencia entre nuestra actitud hacia los acontecimientos y la actitud que tiene el resto del mundo. Incluso cuando el mundo se dé cuenta de una inminente catástrofe, sencillamente sólo querrán regresar a “borrar el daño” de la naturaleza. Pero, nosotros lo percibimos como una razón, un mensaje para corregirnos, elevarnos por encima, y crear un equilibro entre nosotros en el nivel humano, en lugar de crear el equilibrio en el ambiente.

Y este es el motivo por el cual se necesita de cierto tiempo para entender lo que nos dice la Cabalá. No podremos explicarlo a las personas en forma rápida y sencilla.

(34006 – De la lección 2, Convención de Berlín del 28/01/2011)

Material Relacionado:
La recompensa espiritual siempre llega con un bono
Una fórmula simple para la vida espiritual
Convertidor del alma

La red que atrapó una de cada doce personas en el mundo

Pregunta: Hasta la fecha, la red de comunicación de Internet Facebook ha registrado 500 millones de usuarios. Es más que toda la población de los Estados Unidos y significa que una de cada 12 personas en el mundo está utilizando este sistema.

¿Cree usted que este sistema puede acercarnos a la comunicación espiritual que describe la Cabalá? ¿Cómo ve el papel de Facebook en la evolución de la humanidad?

Respuesta: Pienso que todos los medios de comunicación desarrollados por la humanidad, en particular el Internet, una red mundial de comunicaciones, nos hará mucho bien. Todo esto se deriva de nuestro deseo de estar más conectados entre nosotros, es decir, no conectados en lo corporal, en el nivel externo, sino a través de una conexión interior más profunda.

Todavía no hemos aprendido a aprovechar las oportunidades que se nos presentan. Como en todo lo demás, nosotros, como egoístas, comenzamos a usar todas las novedades un poco en desventaja de nuestra situación hasta que encontremos una forma más adecuada. Pero estoy muy feliz de escuchar cuan exitoso es el desarrollo de estas redes entre las personas, y tengo grandes expectativas con respecto a ellas.

¿No es evidente que la naturaleza está empujándonos hacia una interconexión más estrecha? Hoy en día, descubrimos que todos estamos interconectados y somos interdependientes. Estas son las leyes de la naturaleza que nos están siendo reveladas hoy. Y si vamos con ellas, definitivamente ganaremos.

Lo mismo ocurre con cualquier ley de la naturaleza: Si la conocemos y la seguimos, nos beneficiamos de ello. Por lo tanto, utilizar las redes sociales de comunicación del Internet que ayudan a que las personas se conecten es muy útil, aunque actúen como niños pequeños, siempre peleando y discutiendo entre sí. Pero más tarde, empiezan gradualmente a aprender a comunicarse correctamente y a respetar la opinión del otro.

Creo que la humanidad rápidamente pasará a través de esa infancia y llegará a un estado en el que comenzará a utilizar todas estas redes sociales de una manera digna y correcta y que a través de ellas, empezaremos a darnos cuenta de que esencialmente somos todos como un hombre, un sistema.

(33936 – De un programa de televisión “Pregúntale al cabalista” del 20/01/2011)

Material Relacionado:

¿Por qué los hackers han atacado Facebook?
El verdadero propósito del Internet
¿Las redes sociales están al borde de la extinción?

Prueba un poco de la Luz

La Luz que Reforma es la Luz usada para corregir los deseos, Kelím (vasijas), y esta llena toda la realidad de un ser creado. Es justo la misma Luz, pero la utilizas para transformar los Kelím.

Supongamos que estoy ante una mesa hermosamente dispuesta con finas delicadezas, pero no tengo mucho deseo de comer. Se me dice: “¡Debes comer al menos algo! ¡Cierto, estás enfermo y no tienes apetito, pero al menos trata, poco a poco!” Y yo como sin ningún deseo, sólo para darle un empuje a mi salud. Como resultado, me recupero y comienzo a comer la misma comida disfrutándola inmensamente.

Las recetas no han cambiado, mi actitud hacia ellas sí. Previamente, las usé para mejorar mi salud, y es llamado “la Luz que Reforma”, la Luz de Jasadím (Misericordia), “arrepentimiento por temor”, el grado de Bína. Más tarde, me transformé y comencé a emplear esos deseos al recibir con el fin de otorgar. Entonces, esta Luz es transformada para mí en la Luz de Jojmá (Sabiduría).

¿Quién realizó alteraciones en la Luz? Yo lo hice ¿Qué Luz es esta? Todo depende de cómo me relacione con ella: es Jasadím para la corrección de los deseos, y es Jojmá para su llenado. Si deseo transformar mi actitud hacia los otros, necesito primero llevar a cabo la corrección, y esto significa que uso la misma Luz como Jafétz Jésed (no desear nada para la auto gratificación). La Luz es otorgamiento. Y después, puedo usar la misma Luz, el otorgamiento, disfrutando el hecho de que otorgo.

El otorgamiento, el Creador, la Luz, llenan nuestra realidad. Habitamos dentro de ella, y todo depende de nuestra actitud. Nuestra relación con la Luz determina dónde estamos: ya sea en este mundo o en el Superior, en varios grados y diferentes estados.

(33654 – De la 2º parte de la lección diaria de Cabalá del 25/01/2011, “Introducción del Libro del Zohar”, artículo “Dos Puntos”)

Material Relacionado:
El otorgamiento nunca es excesivo
Atrapa “el buen destino” por la cola
Prepara un lugar para que la Luz haga su trabajo

Convención de Berlín 2011 – 01.30.11

Convención de Berlín, Lección 7
Descargar: WMV Video | MP3 Audio

Convención de Berlín, Reunión de amigo 2
Descargar: WMV Video | MP3 Audio

Convención de Berlín, Ceremonia de clausura
Descargar: WMV Video | MP3 Audio

Y los palacios de la sabiduría se abrirán de par en par

Introducción al Libro del Zohar, artículo “Dos puntos”, ítem 121: Por encima de todas las cerraduras, recibimos un grado especial en Su Providencia y estas se vuelven aperturas, grados de alcance del Creador. Y esos grados que recibimos en las aperturas se convierten en palacios de sabiduría.

Por lo tanto, las cerraduras, las puertas y los palacios son tres formas que vienen sobre nuestra sustancia, el deseo de recibir en nosotros. Antes de que la transformemos en recepción para otorgar a nuestro Hacedor, esa sustancia convierte a la Luz en oscuridad y lo dulce en amargo de acuerdo a nuestro gusto, pues todas las conducciones de Su providencia nos apartan de Él.

En ese momento, las cerraduras están hechas del deseo de recibir en nosotros y luego de que nosotros nos arrepentimos, se nos recompensa con recibir para otorgar; todas las cerraduras se vuelven puertas, y entonces las puertas se vuelven palacios.

Todos nuestros obstáculos se transforman en deseos colmados por la Luz, el alcance, la aprehensión y tomar consciencia de la fuerza de otorgamiento.

(33657 – De la 1º parte de la lección diaria de Cabalá del 25 de Enero del 2011, “Introducción del Libro del Zohar”, artículo “Dos Puntos”)

Material Relacionado:
Elevándonos por encima de los obstáculos
Transformación sobrenatural
Dime quién eres, y te diré como se ve tu mundo

Los cabalistas en la Torá y los mandamientos, Parte 28

Queridos amigos, por favor, hagan preguntas acerca de estos pasajes de los grandes cabalistas. Los comentarios entre paréntesis son míos.

¿Qué es una oración?

Existen tres condiciones para una plegaria:

1. Creer que Él puede salvarle, aunque uno se encuentre en la situación más crítica entre todos sus coetáneos. Pues, aun así, “¿Acaso la mano del Señor es demasiado corta” para salvarle? De ser así, entonces “el Señor no puede salvar a Sus vasijas”.

2. Uno ya no ve otra solución, pues ya ha probado todo lo que estaba en su poder, y aun así no encontró la cura para su difícil situación.

3. Si Él no le ayuda, estaría mejor muerto que vivo. La plegaria es la petición en el corazón.  Cuanto más perdido está, tanto mayor es la plegaria. Claramente, aquél que carece de lujos no es igual que aquél otro que ha sido sentenciado a muerte, al que le falta sólo ser ejecutado, pues ya está encadenado con cadenas de hierro, y se para e implora por su vida. Ciertamente, este no descansará ni dormirá, ni se distraerá por un momento de rezar por su vida.

Baal HaSulam, Shamati, artículo N º 209, “Tres condiciones para una plegaria”

(32887)

Material Relacionado:
Los cabalistas en la Torá y los mandamientos, Parte 25
Los cabalistas en la Torá y los mandamientos, Parte 26
Los cabalistas en la Torá y los mandamientos, Parte 27

Convención de Berlín 2011 – 01.28.11

Convención de Berlín, Charla introductoria del Dr. Laitman, Lección 1
Descargar: WMV Video | MP3 Audio

Convención de Berlín, Ceremonia de apertura
Descargar: WMV Video | MP3 Audio

Convención de Berlín, “El hombre y las Leyes de la Naturaleza”, Lección 2
Descargar: WMV Video | MP3 Audio

Convención de Berlín, “El hombre y las Leyes de la Naturaleza”, Lección 3
Descargar: WMV Video | MP3 Audio

Convención de Berlín, “Fundamentos del trabajo espiritual”, Lección 4
Descargar: WMV Video | MP3 Audio

Convención de Berlín, “La Cabalá como ciencia social”, Lección 5
Descargar: WMV Video | MP3 Audio

Convención de Berlín, Reunión de amigos 1
Descargar: WMV Video | MP3 Audio

Sintonízate con la onda del otorgamiento

Si yo realmente deseo que la Luz venga a mí, tengo que pedir la transformación de toda mi vasija espiritual (Kli): desde Kéter a Máljut. En la espiritualidad no puede haber ninguna decisión parcial, en la que estoy “casi dispuesto”, pero no del todo. Debo demandar esta corrección para todas mis diez Sefirót” o los cuatro niveles del deseo: inanimado, vegetativo, animado, y hablante.

Una vez que conozco mi maldad en todos los cuatro niveles, entonces puedo atraer la Luz que Reforma. Mi deseo para que esto ocurra tiene que ser tan intenso que lo sentiré con cada fibra de mi ser, “con mis huesos”.

Sin embargo, si me despierto por mí mismo ahora y comienzo a demandar la Luz Circundante, gritando, y pidiendo la corrección, es genial, pero no ayudará. El deseo al cual la Luz responde debe residir entre las almas, en sus relaciones entre sí.

En otras palabras, necesito inspirarme al cantar con los demás, al danzar, y llevar a cabo ciertas acciones para que todo esto me ayude a participar en el grupo: unido con el entorno y al demandar que él me sintonice con el otorgamiento. Déjalo que me dé el deseo de estar en el otorgamiento y ser uno con los demás.

En la medida de mi afán por la unión con el entorno, recibiré una reacción, un deseo de él. Y si uso este nuevo deseo para apelar a la Luz Circundante, entonces tengo la oportunidad de tenerla trabajando en mí.

Por lo tanto, tengo que motivarme para apelar ante el grupo y en retorno recibo la inspiración de él, lo que me impresiona. Entonces, puedo dirigirme a la Luz Circundante. Después de todo, si apelo al grupo, es un signo de lo siguiente:

  1. Me di cuenta de que no puedo lograr nada por mi cuenta,
  2. Yo deseo otorgar más que recibir,
  3. Los valoro a ellos más que a mí mismo.

En otras palabras, es una petición correcta, esta me forma correctamente en la dirección espiritual. Si yo estoy dispuesto a aceptar todo lo que ellos me dan por medio de la fe por encima de la razón y la emoción, como si fuera de la fuente más espiritual, eso significa que estoy preparado para ser transformado. Lo cual quiere decir que me he elevado por encima de mi egoísmo, haciéndome consciente de que soy un cero total, y ahora deseo la corrección. Y la única corrección que quiero es ser capaz de otorgar.

Dicha petición será contestada definitivamente por la Luz Circundante, puesto que ella corresponde con su naturaleza, “la Luz que reforma”, precisamente. ¡Y pido ser devuelto a ella!

(33677 – De la 3º parte de la lección diaria de Cabalá del 25/01/2011, Talmud Eser Sefirot)

Material Relacionado:

Todos los problemas conducen al grupo

Uno con el Creador

El otorgamiento nunca es excesivo

No hay desarrollo sin las mujeres

Con las mujeres todo es evaluado según el grado en el que ellas desean estar juntas y apoyar o rodear la parte masculina. Las mujeres tienen que ejercer presión sobre los hombres. Este es su carácter. Sólo deben utilizarlo realmente bien, sin sentir vergüenza. Las mujeres dependen del grupo de los hombres y dependen de ellos. El grupo de los hombres no se moverá hacia adelante sin las mujeres.

La inclinación femenina es primaria, mientras que la inclinación del hombre es secundaria. Así es como toda la naturaleza está construida. Si no fuera por las mujeres, los hombres se pasarían la vida jugando fútbol. Sin embargo, la inclinación de las mujeres los obliga a crear una familia, al trabajo, a volver a casa y a arreglar algo. Todo esto es el deseo femenino, no el masculino. Un hombre no tiene nada de esto. Él es como un niño toda su vida.

Es por eso que las mujeres tienen que organizarse de inmediato y poner presión e influencia sobre los hombres. Y los hombres tienen que entender esto. Somos adultos y tenemos que utilizar nuestra naturaleza, tanto la femenina y como la masculina, con el fin de alcanzar la meta. El objetivo es alcanzado mutuamente. Es como el nacimiento de un nuevo bebé que pertenece a ambos.

Por lo tanto, deben tomar esto en serio y de manera mutua. No es una coincidencia que hayamos sido creados precisamente de esta manera. Nos fijamos en todo como un hecho accidental, pero en realidad tenemos que recolectar todo dentro de nosotros al máximo y combinarlo de la manera correcta. Entonces, adquiriremos un deseo en el que el Creador será revelado. Nada puede hacerse aquí sin la inclinación femenina.

El mundo se compone de 60% de mujeres y ellas son la parte más estable en el mundo. Del mismo modo, el grupo es absolutamente inestable, sin la parte femenina. Un grupo fuerte de mujeres es la garantía para una parte de hombres estable. Este es más estable. Al actuar correctamente, suavizan y amortiguan todos los problemas, todos los vaivenes de nuestra embarcación común.

Las mujeres tienen que entender esto claramente y llevar a cabo su función. Los hombres también tienen que entender esto y dar a las mujeres las oportunidades que correspondan, además de valorarlas. Sin esto, no lograremos nada. La parte masculina “se desviará” de inmediato sin la parte femenina. La presencia de las mujeres suprime todos los problemas técnicos.

Incluso a Abraham le fue dicho: “Escucha lo que Sarah te dirá”. La base de las mujeres en el desarrollo lo más importante inicialmente. El completo deseo que tenemos que corregir es el deseo femenino, que es expresado a través de una mujer. Por lo tanto, deben organizarse de la manera correcta. Donde haya una parte femenina, tienen garantizado un gran éxito.

(33988 – De la lección en Moscú del 16 de Enero del 2011, Escritos de Rabash)

Material Relacionado:

¿Por quién soy avergonzado al engañar: por mí o por el creador?

Mujeres, hombres y la garantía mutua

¿Las mujeres han cruzado el majsom?

El Internet necesita una nueva dirección

Pregunta: El espacio virtual (la red de Internet) es hecha de los deseos de las personas que lo pueblan. ¿Hay una analogía entre Internet y el mundo espiritual?

Respuesta: Hasta ahora, no podemos analizar análogos espiritual del Internet, ya que esta red carece de cualquier orden, incluso uno egoísta. Está regido por la “anarquía egoísta”, donde todos hacen lo que les place.

Por un lado, es bueno ya que ayuda a que este sistema se organice tan rápido como pueda. Pero por el otro, en este período de transición, no hay un orden cualquiera que este sea. Sin embargo, debemos temer la posibilidad de cualquier restricción en él. El Internet debe evolucionar absolutamente libre en esta confusión hasta que se enderece.

La humanidad cada vez se involucrará más y de manera más profunda en este sistema con la esperanza de recibir allí el llenado. Después de todo, ¡el Internet parece tenerlo todo! Nos estamos acercando a un estado en el que una persona no querrá ir a ninguna parte ni viajar más: ¿Por qué molestarse si el Internet tiene todo lo que necesito? ¿Por qué salir de la casa si tengo el Internet? ¿Por qué estudiar y aprender algo si puedo buscar siempre en Internet y obtener todas las respuestas?

El sistema de Internet, responderá a todas las necesidades personales: Trabajaremos, socializaremos, viviremos, pediremos los alimentos, y todo lo demás lo tendremos allí. El Internet nos dará todo excepto una cosa: No conseguiremos llenado en él. Esto es lo que eventualmente revelará.

Y allí es cuando tendremos que hacer algo con el propio sistema puesto que este es un sistema que conecta a las personas. ¡Por encima de él, no hay ningún faltante! Este es el último y el más alto grado de la evolución material de la humanidad. Por lo tanto, este sistema tendrá que asumir una forma que, de hecho, responda correctamente a todas las necesidades personales, es decir, enseñará cómo trabajar por el bien del otorgamiento.

Una persona que perdió la fe en este mundo se retira al virtual. Pero cuando él pierda la fe también en este, tenemos que asegurarnos que él o ella encuentren la sabiduría de la Cabalá allí y desde él, a través del mundo virtual, llegue al mundo espiritual. Al estar presentes en este espacio virtual nosotros mismos, tenemos que demostrar que no hay salida: Uno puede buscar en todo el Internet, pero no hay felicidad allí.

El problema no está en la falta de conexión, sino que se trata de un tipo incorrecto de conexión. La conexión tiene que estar basada en el otorgamiento. Y puesto que una persona que vive en el mundo virtual es un usuario corriente de Internet y hasta cierto punto siente la interconexión entre las personas, entonces debe ser aún más fácil de explicarle que este es el tipo de comunicación que lo determina todo para nosotros. Todo lo que necesitamos hacer es sólo encontrar palabras lo suficientemente simples para tales explicaciones y crear una sociedad de Internet cabalística a la que todo el mundo puede enlazarse.

Esto no obliga a nada a la persona: Él o ella pueden venir cuando quisieran y mirar todo lo que les interese. La persona no está obligada a revelar su nombre, ir a algún lugar, a conducir hacia alguna parte, gastar dinero, o entrar a un nuevo grupo, simplemente hacer clic en un botón y él está allí.

Si somos capaces de construir esas redes que hacen que una persona sienta que él otorga a los demás a través del Internet, él o ella van a obtener un llenado especial. En el espacio virtual, puede organizarse muy rápido porque este es muy flexible. La realización de la inclinación al mal puede ocurrir con la misma rapidez y desarrollar una conciencia del egoísmo en el que vivimos. El Internet es un instrumento maravilloso para el tipo de revolución que tenemos que hacer para cambiar a una persona de las huellas de recepción a las huellas del otorgamiento.

(33692 – De la 4º parte de la lección diaria de Cabalá del 25 de Enero del 2011, “La Esencia de la Sabiduría de la Cabalá”)

Material Relacionado:

Llévame de la mano hacia la felicidad

Humanos salvajes y animales pacíficos

El verdadero propósito del internet