125 alcances de perfección

Existimos en la una y única realidad creada por el Creador, pero la descubrimos sólo al grado en que correspondemos a ella y somos similares a ella en nuestras propiedades. La realidad en sí es constante y no cambia, y es llamada el mundo de Infinito.

Mientras tanto, existimos en el deseo de disfrutar, la propiedad opuesta al mundo de Infinito: la intención de recibir en lugar de otorgar. Podemos corregirnos al llevar a cabo correcciones consecutivas cada vez, 125 veces. Todas nuestras correcciones se traducen dentro de nosotros en un nuevo alcance, y así es como avanzamos.

Este es un avance paso a paso que obedece a la ley de equivalencia de forma, y no hay lugar aquí para un compromiso: Estamos situados en un sistema que opera como un organismo viviente. Si correspondes a este, recibes de acuerdo a ello, y si no, recibirás de acuerdo a esta falta de correspondencia. Constantemente interactúas con la naturaleza en la medida de la similitud y fortaleza de las fuerzas con las que le afrontas.

Si nada cambiara en nosotros, estaríamos siempre en el mismo estado. Pero ya que las Reshimót (genes de información, datos) están constantemente creciendo y cambiando en nosotros, nos volvemos cada vez más opuestos a la naturaleza y diferimos de ella más y más. Esto es exactamente lo que sentimos como la acumulación y manifestación de varios deseos no satisfechos y problemas.

Así es como sentimos las fuerzas que nos presionan cada vez más fuerte desde el lado del mal. Esas fuerzas inevitablemente van a obligarnos a movernos hacia el bien, es decir a buscar cómo llegar a la similitud con la naturaleza.

(33261 – De la 4º parte de la lección diaria de Cabalá del 01/20/2011, “La cualidad de la sabiduría oculta, en general”)

Material relacionado:

La etapa de ensamble

Esfuerzos para un hallazgo

Renunciando al egoísmo

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: