entradas en '' categoría

La función de un cabalista

Un cabalista tiene dos funciones: una relacionada con el Creador y la otra relacionada con los seres creados. En muchos casos, esas funciones están interconectadas y una afecta a la otra, pero siguen siendo dos misiones diferentes.

En la función relacionada con el Creador, un cabalista hace un tipo especial de trabajo dentro del sistema al cual pertenece. Allí, él está conectado con los cabalistas de todas las generaciones, quienes habitan en este sistema como almas corregidas. Él comprende su asignación en la raíz de su alma, en el lugar al cual pertenece dentro del sistema. Al descubrir al Creador, él Lo deleita.

En la función relacionada con los seres creados que aún no han alcanzado la realización individual, el cabalista en la medida de sus habilidades, comparte su conocimiento de la sabiduría de la Cabalá y les ayuda a alcanzar el sistema superior, entrar de manera consciente, y tomar parte en la corrección.

Para lograr esto, los cabalistas escriben libros. Un libro es una revelación. Cada generación necesita nuevos libros ya que con cada nueva encarnación, las almas vienen renovadas. Ellas se caracterizan por un mayor egoísmo y un nuevo tipo de percepción. Además, aun en nuestro mundo físico, las condiciones para revelar al Creador también están cambiando.

Por lo tanto, los cabalistas tienen que seguir mejorando el método de la Cabalá. Este es el mismo método que le fue revelado por Adám, pero en cada generación, debe adaptarse a los deseos colectivos. A medida que crece el deseo, las condiciones entre el Creador y nosotros cambian, y acerca de esto es de lo que escriben los cabalistas.

Cuando intentamos penetrar en lo profundo de los textos cabalísticos, vemos que no son solo letras y palabras, sino que es un mecanismo que trabaja sobre nosotros en este momento.  El texto es un programa que se le coloca a una persona para que trabaje con su deseo, de manera que comience a relacionarse con el sistema superior. A partir de ese momento es cuando la persona se convierte en parte del mismo.

A través del libro, un cabalista les pasa a los estudiantes la manera como construir la intención, como actuar e interconectarse. Es más, pasa a lo largo de la fuerza interna del sistema espiritual. Entra en la persona mientras está leyendo, pero solo le afecta bajo la condición que esa persona desee cambiar para ser como el cabalista cuyas palabras está leyendo y desee penetrar en el texto para revelar aquello que se le está describiendo.

(32932 – De Cabalá para principiantes “¿Quién es un cabalista?” del 13 de Diciembre del 2010)

Material Relacionado:

El sistema de las almas permite el flujo de luz entre ellas

Cómo reconocer a un verdadero cabalista

Hazte un maestro y un grupo

Los cabalistas en la Torá y los mandamientos, Parte 22

Queridos amigos, por favor, hagan preguntas acerca de estos pasajes de los grandes cabalistas. Los comentarios entre paréntesis son míos.

¿Qué es una oración?

Una súplica es algo de lo que una persona siente que carece. Está en el corazón. No hace ninguna diferencia lo que él dice, puesto que “una súplica” significa que uno pide lo que le falta, y todo lo que uno desea no se encuentra en la boca, sino en el corazón. Por lo tanto, no hace diferencia lo que una persona dice, pero el Creador conoce los pensamientos. Por lo tanto, Arriba, sólo es oído lo que el corazón pide, no lo que demanda la boca, es por la razón anterior que la boca no es deficiente y necesita ser satisfecha.

– Rabash, Peldaños de la escalera: “¿Qué es, ‘Una mujer que se insemina primero, da a luz a un hombre, en el trabajo?”

El Creador escucha una oración, y sólo espera una oración completa.

Baal HaSulam, Carta no. 57

(32282)

Material Relacionado:

Los cabalistas sobre el estudio de la cabalá – parte 4

Los cabalistas en el lenguaje de la cábala, parte 5

¡Salta y congélate!

Preguntas a un cabalista

Pregunta: ¿Es cierto que en cada generación, sólo hay un auténtico cabalista?

Respuesta: Todo el mundo es necesario, puesto que cada persona trabaja en su propia área. La humanidad es diversa, y cada una de sus partes requiere un lenguaje y aproximación especial hasta que la gente avance y sea capaz de escuchar la verdad. Por lo tanto, no vale la pena pensar quien es un cabalista. Debemos esforzarnos en conocer la verdad y acercarnos a ella, pero si uno verdaderamente grande se muestra hoy o mañana, lo  seguiremos.

En cuanto a una generación específica, no es posible que surja más de un verdadero cabalista. Después de todo, sólo hay una cabeza. Y todos los demás, que están cerca o por debajo de él, pueden estar en por decenas, cientos, o miles, según la estructura de la pirámide. Si no en esta generación, entonces en la próxima, espero que veamos algo parecido al Sanedrín (Asamblea de los Sabios): un gran número de cabalistas que se encuentran en un alto nivel de alcance y, juntos, guiando a la humanidad en el camino al Creador.

Pregunta: ¿Existe una conexión entre los “36 justos” y los cabalistas?

Respuesta: No la hay. Los “36 justos” son un concepto. Esto significa que en este mundo, hay almas especiales a través de las cuales la abundancia viene a este mundo con el fin de sostener la existencia de esta realidad corporal. Se trata de un sistema único, no de personas individuales.

Pregunta: ¿Puede una mujer ser cabalista?

Respuesta: Definitivamente así es. Había mujeres que alcanzaron la espiritualidad: nuestras antepasadas, seguidas por profetisas, y luego la gente que, antes de la caída del Segundo Templo, percibió el mundo superior.

Los hombres y las mujeres no son diferentes en esto. Hoy, sé que muchas de nuestras estudiantes que han trabajado desinteresadamente durante muchos años y de tal modo avanzan. Su percepción y deseo son mayores que los de la mayoría de nuestros hombres. No tengo dudas de que ellas pueden llegar a un nivel no inferior al de los hombres.

Además, ya que todos nos estamos moviendo hacia la revelación del Creador, lo más probable es que tendrá como resultado la revelación de Él tanto para los hombres y como para las mujeres. ¿No es una mujer de parte de la creación? Es sólo que ella tiene un trabajo espiritual algo diferente del que hace un hombre, pero “diferente” no significa “no espiritual”.

Pregunta: ¿Cómo explico a un niño lo que es un cabalista?

Respuesta: Un cabalista es una persona que revela al Creador de acuerdo a la ley de la equivalencia de forma. Él se transformó de tal manera que se convirtió en algo similar al Creador. Por lo tanto, tiene una partícula de Arriba que se llama un alma, una parte del Creador. En esta parte, él experimenta el mundo espiritual, la dimensión superior, la vida eterna, y se identifica con ella.

Así, cuando la vida de su cuerpo físico expira, él no siente una pérdida. Él continúa viviendo y sintiendo la existencia espiritual como lo hace ahora. Tal persona es considerada como un cabalista porque recibió una vida espiritual.

(32859 – De Cabalá para principiantes “¿Quién es un cabalista?” del 13 de Diciembre del 2010)

Material Relacionado:

El sendero para revelar al creador

Una persona en el camino

Mujeres, hombres y la garantía mutua

Conviértete en un Creador para los demás

Pregunta: Supongamos que he conseguido el otorgamiento completo y la armonía con el Creador. ¿Cómo prolongar este estado para trabajar del más (+) a un más (+) todavía mayor?

Respuesta: Cuando empieces a sentir que eres neutral y trabajas en un completo tándem con el Creador, empieza a buscar enseguida: “¿De dónde sacar los deseos ajenos para empezar a trabajar con ellos junto con el Creador, igual que Él? ¡Que me enseñe como se trata a los demás?” E inmediatamente empiezas a ver que Él les llena a todos.

De repente se abren los ojos y empiezas a ver que todos se encuentran en el mundo del Infinito y que están completamente llenos. En la realidad los pobres gritan que no tienen nada y todo lo maldicen. Pero tú les ves absolutamente llenos, absolutamente espirituales.

O sea, en la siguiente etapa tú empiezas a trabajar como el Creador, en el mismo sistema, además anticipándote al desear actuar antes. Te conviertes en su socio. lo haces. Además le coges de la mano y le arrastras, como el pequeño al mayor, para que Él lo haga. Añades a ello tus deseos. Te sientes dolido por los demás y obligas al Creador a llenarles.

(33102 – De la lección 1 en Moscú del 14 de Enero del 2011, “Introducción del Libro del Zohar”)

Material Relacionado:

El sistema de las almas permite el flujo de luz entre ellas

Un grito en el desierto

El “estimulador espiritual” es un paso adelante hacia la sociedad futura

Mitos y realidad

Pregunta: Desafortunadamente, me inculcaron que el Creador es un anciano sentado en algún lugar en el cielo. Ahora que estudio Cabalá comprendo que eso es una percepción falsa. ¿Cómo puedo deshacerme de ese estereotipo de mi niñez?

Respuesta: Esto no está relacionado con la niñez de nadie. La humanidad desarrolló ese mito mucho tiempo atrás. Es natural para nosotros imaginar la existencia de algo en este sentido. Las historias acerca de una fuerza existente, a la cual las personas asocian con imágenes que tienen brazos y piernas, según el entendimiento de algunos, se han contado de generación en generación.

El Creador no tiene imagen ni forma. El Creador es La Naturaleza, y ya que ambas palabras tienen el mismo valor numérico, ellas representan el mismo propósito. El Creador es la ley general de la Naturaleza, y la Naturaleza es una fuerza. Nosotros también somos fuerzas, aunque pensamos que las imágenes, la materia y la naturaleza existen en los niveles inanimado, vegetativo y animado. Así como vemos la imagen en la pantalla del televisor, vemos todo en este mundo exactamente de la misma manera. Nosotros lo imaginamos en nuestra mente.

La imagen del Creador como un anciano en el cielo en un error grave y crea una percepción deformada de la realidad. La sabiduría de La Cabalá fue ocultada, y ni el Judaísmo explicó a las personas lo que es El Creador. Esto llevó a las personas a creer en estos mitos. Creencias similares existen hoy en día a lo largo de la nación.

Nosotros asociamos cosas con el Creador que normalmente asociaríamos con personas en nuestro mundo: Si le doy algo a Él, entonces Él me bendecirá, o si le doy una moneda, entonces Él me dará dos. Pensamos que si lo sobornamos a Él, nos dará un mejor trato y la vida se tornará mejor.

Sin embargo, mientras más pasan los días, se hace mucho más claro que nuestra relación con el Creador tiene que construirse solo en dirección a nuestra corrección. El demanda solo una cosa de nosotros: Ser un solo hombre con solo un corazón y amar al prójimo como a nosotros mismos.

(32771 – De la lectura introductoria “¿Por qué el Creador está oculto?” del 14 de Diciembre del 2010)

Material Relacionado:

Ama a tu prójimo y nada más

¿Has visto siete cielos en el firmamento?

La diagonal de una escalera espiritual

Su Majestad el otorgamiento

Pregunta: ¿Quién o qué es la “Luz que Reforma?” ¿Es el Creador?

Respuesta: La Luz, el Creador, la Fuerza Superior, son uno y lo mismo: la fuerza integral de otorgamiento que gobierna el mundo, la enorme esfera dentro de la cual residimos todos nosotros. Hoy en día, se contrae cada vez más sobre nosotros, afectándonos con su poderío.

Es considerada como la Naturaleza o el Creador, puesto que en hebreo, un equivalente numérico (Guematría) de estas palabras es el mismo, y la emanación que se expande de ella se define como la Luz Superior u otorgamiento.

(32768- De la lectura introductoria en Netanya del 12 de Diciembre del 2010)

Material Relacionado:

Los números indican calidad, no cantidad

Matemáticas superiores de la creación

Las matemáticas de los pasos espirituales

Precipitándose hacia adelante para evitar ser abofeteado ligeramente

Pregunta: ¿Por qué los cambios para mejorar, no suceden sin sufrimientos?

Respuesta: El sufrimiento es cualquier sensación que me saca de mi estado presente al siguiente. Supongamos que ahora mismo yo estoy en un estado absolutamente confortable, si mi materia y esencia son el deseo de recibir y todos mis deseos son llenados, entonces yo no tengo ninguna oportunidad de moverme hacia adelante. Sólo la sensación de carencia me mueve hacia la fuente del llenado. Cuando yo quiero beber, yo me muevo cerca de la botella. Cuando yo quiero dormir, me muevo cerca de la cama, y así sucesivamente. Si yo no tengo ningún deseo, significa que no hay movimiento o desarrollo.

Así que, ¿qué tipo de sufrimiento debería yo sentir con el fin de avanzar? Para una persona inteligente o energética un pequeño sufrimiento le es suficiente para empezar a moverla hacia adelante para resolver el problema. Las personas flojas continuarán sufriendo, pero aún así será difícil que se muevan de donde están. Los tontos sienten dolor, pero no entienden de donde viene y porque, se sientan ahí a llorar, pero no se pueden mover de donde están.

El sufrimiento también llega en diferentes formas. Por ejemplo, una posición no confortable me hace sentar diferente, que también es un tipo de sufrimiento. “Sufrimiento” es la ausencia total de confort absoluto. Si el sufrimiento, un deseo vacío adicional, no es evocado en una persona, entonces él no se moverá o se desarrollará.

La Fuerza Superior nos creo absolutamente opuestos, para que gradualmente deseáramos volvernos iguales a Él. Esto es imposible hasta que sintamos que somos opuestos a esta fuerza en alguna manera. Siempre nos estamos moviendo solamente en relación con el Creador, sólo en relación con esta fuerza. No importa qué hagamos o sintamos en la vida, al final sólo sentimos nuestra actitud hacia Él o nuestra forma opuesta a Él.

Si tan sólo nosotros realizáramos esto y nos mantuviésemos constantemente sensibles a esto, entonces avanzaríamos hacia adelante haciendo pasos pequeños sin descansos, siempre estando inspirados y experimentando una aventura placentera. Sólo debemos entender que todo dentro de mí es despertado por el Creador. En cada segundo, constantemente, no importa como yo me sienta, yo debo conectar todo con Él. Esto me moverá hacia Él sin cesar y ¡no se necesita nada más!

Al final, mi vida entera será un movimiento hacia la meta eterna y perfecta hacia la unidad que realmente existe. Quedémonos así estúpidos o flojos, después de todo, nosotros fuimos creados deliberadamente de esta manera. Cada uno de nosotros como “cocidos” dentro de nuestros propios problemas, que fueron deliberadamente creados por el Creador para que nosotros los resolvamos juntos.

Si nosotros creamos el entorno correcto o a la sociedad a nuestro alrededor que nos sostenga a todos juntos, entonces a cada segundo nos sentiremos cómodos en dosis muy pequeñas, lo suficiente para avanzar.

(De la lección en Moscú del 16 de Enero del 2011, Escritos de Rabash)

Material Relacionado:

La energía universal de la luz

Ascendiendo por los niveles de la unión hasta el infinito

El microscopio espiritual

Un punto negro en el océano de amor

Pregunta: ¿Cómo logro la similitud de propiedades con el Creador cuando tanto Su intención como Su acción son otorgamiento, y yo sólo tengo la habilidad de corregir la intención? ¿Cómo puedo llegar a ser como Él en todo el sentido de la palabra?

Respuesta: Te vuelves absolutamente como Él de acuerdo con la esencia de la acción. ¿Le das a Él? Lo haces ¿Él te da a ti? Lo hace ¿Haces todo lo que está en tu poder para expresar amor por Él? Él hace lo mismo.

Cuando un pequeño hace todo para hacer feliz a su mamá, no importa si él recibe algo de ella o le da algo a ella; es la cualidad de la acción lo que cuenta. Es lo mismo con las personas: estás mirando hacia la dirección del llenado, pero lo que sucede aquí es la revelación de la relación, y puede ser que el receptor otorgue.

Sólo nuestro mundo vive sin una intención (actitud) sostenido por la chispa de Luz que existe en este y que le da vida. Sin embargo, todo el mundo espiritual opera de acuerdo a la intención. Cuando decimos que las Luces de NaRaNJáI (Néfesh, Rúaj, Neshamá, Jaiá, Iejidá) nos llenan, ¿Qué representan esas Luces? Son las relaciones entre nosotros, y nada más que eso.

“Yo recibo de Él” ¿Qué significa esto? Yo recibo y siento Su actitud hacia mí ¿Qué le doy yo a Él? También, es sólo mi actitud hacia él, y esto nos llena.

Entonces, ¿Que nos damos uno al otro? Esto no importa en absoluto. No consideramos esto. No necesito recibir nada, como Jafétz Jésed (quien no quiere nada para sí), y construimos nuestra actitud por encima de esto.

El deseo (Kli, vasija) creado por el Creador no es más que un punto negro en un océano de Luz. Sin embargo, ¿Qué significa “océano de Luz”? “Océano de Luz” apunta a la actitud del Creador hacia ese punto.

El punto además debe expandirse hasta el punto de Infinito en su actitud hacia la Luz. De esta manera, se convertirá en una vasija, un receptáculo para la Luz. ¿Pero qué recibe? Recibe la actitud del Creador. No entendemos que el placer aquí viene sólo de la actitud de uno hacia otro.

No puede haber placer sin actitud. El placer sin actitud sólo puede existir en nuestro mundo, que es por lo que este mundo no existe. Es un mundo imaginario desde el cual nos elevamos al mundo espiritual donde todo está determinado sólo por la intención.

(28290 – De la 2º lección diaria de Cabalá del 30 de Noviembre del 2010, Talmud Eser Sefirot)

Material Relacionado:

Por el camino espinoso

La meta – a mitad de camino

Entrando a la órbita espiritual

La razón para cualquier pelea

Nada de lo que sucede en el mundo es extraño. Todo viene sólo de la necesidad de llevarnos al estado final, perfecto, donde existimos en total equivalencia con la Fuerza Superior única. Por lo tanto, si olvidamos esto en el grupo y esta fuerza nos atropella, molestándonos y trayendo constantemente todo tipo de eventos “maquiavélicos”, lo más importante es no rendirnos y siempre recordar que todo está sucediendo de manera deliberada. Nadie hace nada accidentalmente nunca.

A menos que una persona este enferma sicológicamente, entonces todo lo que está sucediendo en el grupo sucede específicamente para que él ascienda sobre ello y se relacione con ello de la manera correcta. Esto no significa necesariamente que tenemos que ignorar los problemas. Pero lo más importante es que nosotros los conectemos al Creador, la Fuerza que nos controla. Todo viene de Él. Él es el que nos está confundiendo para que aprendamos a movernos por encima de esos problemas y así ascender por encima de nuestro egoísmo. Sin embargo, el egoísmo sobre el que ascendemos no es el egoísmo personal, sino uno que surge entre nosotros.

Si soy persuadido por ciertas acciones egoístas, por ejemplo, quiero comprar un mejor carro, ganar más, y así en adelante, esto no le pertenece a la Cabalá; es mi asunto personal. Pero las cosas que suceden entre nosotros en el grupo, el grado de mi fricción con otros viene del Creador y sólo de Él. Podemos lidiar con esos problemas sólo si no olvidamos que Él nos influye.

Nunca seremos capaces de lidiar con ello separados de Él incluso si tratamos constantemente de solucionarlo entre nosotros. Incluso si entendemos que tenemos que resolverlo porque tenemos que estar juntos, porque así es como nos unimos en el grupo y no es aceptable separarse, ¡esto tampoco ayudará! Nos hundiremos en esto más y más.

Es posible resolver este asunto radicalmente, real y correctamente sólo cuando cada uno de nosotros, el grupo, y el Creador estemos juntos y resolvamos juntos este problema. Él despierta estos fenómenos negativos, egoístas entre nosotros con el fin de que Lo “atraigamos” hacia nosotros, o cuando lo pongamos de manera diferente, cuando Lo revelemos entre nosotros. Los problemas son espacio vacío, el cual queremos descubrir como si fuera llenado por Creador. Esta es la oportunidad que Él nos da. Eso significa que el problema está en reaccionar correctamente a Su reto, cuando Él despierta el egoísmo dentro de cada uno de nosotros y la fricción entre nosotros.

El Creador “coquetea” con nosotros, despertando nuestra atención hacia Él. La reacción correcta es la plegaria común, cuando comenzamos a voltear hacia Él todos juntos. Es decir, sin entrar en confrontaciones uno con otro, nos reunimos y acudimos a la Fuerza, la Causa Primaria de la que viene todo esto. Esto es llamado “plegaria de la sociedad“.

Llamamos al Creador, Lo requerimos, y Lo obligamos a revelarse entre nosotros. Él evocó las interacciones negativas entre nosotros y las transformó en un deseo o necesidad por Su presencia. Somos como niños que han peleado y no pueden hacer nada al respecto, y entonces exigen que su madre venga y se interponga entre ellos. El Creador evoca deliberadamente problemas dentro de nosotros, y en respuesta tenemos que realizar este llamado hacia Él para llenar ese espacio.

(De la lección en Moscú del 16 de Enero del 2011, Escritos de Rabash)

Material Relacionado:

Una plegaria por la sociedad

Escribe una oración

El amor es una inclusión mutua

Lección diaria de Cabalá – 01.20.11

Escritos de Rabash, Shlavéi HaSulám, “El asunto de Tu B’Shevat”

Descargar: WMV Video | MP3 Audio

El Libro del Zohar, introducción: “El conductor de burros”, ítem 101, Lección 6

Descargar: WMV Video | MP3 Audio

Talmud Eser Sefirót 3, parte 8, ítem 59, Lección 34

Descargar: WMV Video | MP3 Audio

Escritos de Baal HaSulám “La cualidad de la sabiduría oculta, en general”, Lección 3

Descargar: WMV Video | MP3 Audio