Acelerador espiritual de partículas

Pregunta: ¿Dónde está nuestra libertad de elección al leer el Zohar?

Respuesta: Leemos El Zohar para realizar nuestra libertad de elección. De lo contrario, no habría necesidad ya sea en El Zohar o en toda la sabiduría de la Cabalá. ¿Por qué lo necesito? ¿Es para saber el número de ángeles en el cielo? ¿Qué diferencia habría si los conté por su nombre? Todavía no sabemos lo que son “cielos” o “ángeles”, si no yo los dibujaría con alas.

Por esta razón, me acerco a la lectura del Zohar, al estudio de la sabiduría de la Cabalá, al trabajo en el grupo, y al trabajo espiritual para realizar mi libre albedrío, a fin de recibir el remedio milagroso, Segulá, a través de todos estos medios.

El libro ante mí es cierto dispositivo artificial que me conecta con el mundo espiritual del que yo no soy consciente, ni tengo alguna idea sobre sus propiedades. Sin embargo, los cabalistas dicen que tengo un cierto “adaptador”, que puede conectarme con un mundo desconocido.

Digamos que hay una noción de un, “micro mundo”, en la física cuántica, un mundo de las partículas elementales. A pesar de que vivo entre ellas, yo no las siento, pero los físicos dicen que es posible crear un instrumento que te ayudará a alcanzar este mundo y empezar a percibirlo. Es por eso que están construyendo los diferentes dispositivos, como los aceleradores de partículas (elementales).

De este modo, existen herramientas que nos ayudan a percibir el mundo interior de las partículas que se ocultan en el mundo que actualmente sentimos. Podemos alcanzar un mundo donde no somos capaces de percibir nada, porque nuestros sentidos no funcionan en su rango.

La sabiduría de la Cabalá también me da una herramienta, la lectura del Zohar, que puede ayudarme a alcanzar el mundo espiritual oculto, ¡y funciona! Sólo tienes que utilizarla.

Sin embargo, utilizando la herramienta en la Cabalá, tú eres quien cambia, y esta herramienta se transforma en tu instrumento interior. Por el contrario, los científicos que estudian las ciencias terrenales no cambian. Sólo perfeccionan sus herramientas y las hacen más poderosas. Por esta razón, lo que están haciendo se llama el mundo exterior, fuera del hombre.

En la Cabalá, trabajamos con el mundo interior, porque lo tanto podemos cambiar nuestra naturaleza. Y al mismo tiempo, empiezan repentinamente a percibir los fenómenos que antes estaban completamente fuera de nuestras sensaciones.

Nosotros no mejoramos la sensibilidad que ya tenemos, al igual que los músicos que perciben que sonidos mucho mejor de lo que nosotros lo hacemos, o artistas que perciben los colores mucho mejor. La Cabalá nos ayuda a alcanzar un estado en el cual las propiedades que antes no teníamos, son desarrolladas dentro de nosotros.

(31150 – De la 2º parte de la lección diaria de Cabalá del 12/29/10, “Introducción del Libro del Zohar”,  artículo “Ustedes son Mis socios”)

Material Relacionado:
Una huella del Sistema Superior
Tú lo verás y otros no
¿Estás anticipando la llegada de la Luz?

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta