Acerca de los artículos de Rabash

Los artículos de Rabash se vuelven gradualmente claros para una persona al grado en que los realiza. Al principio parecen estar escritos sin gracia y de manera incorrecta, que sus partes separadas son inconexas, y que carecen de orden. En esos artículos no vemos el movimiento preciso de las fuerzas del alma que se desarrollan precisamente de esta manera, y eso es porque no conocemos nuestra alma.

Si una persona lleva a cabo estas acciones por su cuenta y al mismo tiempo estudia esos artículos, entonces ve que están escritos absolutamente de manera precisa y no podían haber sido escritos de otra manera. Esto es porque los cabalistas escribieron sus textos basados en lo que sentían, y todas las almas atraviesan el mismo camino y los mismos estados. Por lo tanto, esos artículos se vuelven más cercanos y más claros para una persona con el tiempo; son los “manuscritos” de su alma.

Al principio una persona que estudia trata de memorizar el material. Recuerda frases separadas, entiende algunas de ellas, mientras que algunas de ellas aun permanecen confusas. Él las repite como un niño repitiendo las palabras de los adultos sin entender su significado. Gradualmente, al grado en que comprende esos artículos, él comienza a ver que esas líneas expresan sus estados con absoluta exactitud y es imposible escribirlas de manera diferente. Es exactamente por eso que los cabalistas usan citas de los Salmos, el Talmud, los Profetas, y otras fuentes.

Esos artículos son absolutamente especiales. Yo crecí con ellos; fueron escritos a mi lado. Más tarde, al leerlos en el transcurso de muchos años, vi que se vuelven más cercanos y más reales para una persona de manera que eventualmente ya no los lees en un libro, sino desde dentro, desde tu alma, que se te revelan junto con esas palabras. Esto le sucederá a todos precisamente por la razón de que esos artículos fueron escritos basado en el pleno alcance del alma.

Rabash era grande sin importar cuánto se ocultaba ¡aun así tuvo éxito en ocultarse de todos! Sin embargo, una persona que alcanza los artículos de Rabash ve que esta era una gran persona. En todo el linaje de cabalistas que lo precedieron, comenzando desde Adám, no hubo ninguno que desplegara el sistema de trabajo espiritual de manera tan secuencial y con tal detalle mientras mantenía la conexión con la raíz, usando el lenguaje de las ramas, y con todo el Pentateuco (Tanáj). Más aun, explicó el sistema de trabajo espiritual abiertamente, haciéndolo accesible a todos.

Rabash te toma por la mano y te lleva a través de todas las fases de los artículos de tal manera que no puedes cometer un error. Él subraya cada detalle al que debes poner atención. De hecho, no tenemos un maestro que sea más cercano en cuanto al desarrollo del alma. Baal HaSulam es muy alto, académico, y universal. El baja hasta nosotros desde una alta montaña, mientras que Rabash es un mentor cercano y atento que con gentileza nos da el método de corrección con amor y cuidado.

(De la lección del 7 de Enero 2011, Escritos de Rabash)

Material Relacionado:

El camino más fácil hacia la espiritualidad

Los dos principios para el éxito

El sendero para revelar al creador

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta