Aproximación al Monte Sinai

Todavía no hemos llegado a una sensación de que todo el problema radica en la conexión entre nosotros. Por el momento, cada uno de nosotros quiere “coger el fruto del árbol” por sí mismo.

Tenemos que alcanzar un estado permanecer a los pies del Monte Sinai con el fin de comprender el odio que describen los autores del Zohar. Entonces, descubrirás esa montaña de odio y comenzarás a corregirla.

Hasta entonces, sólo existe el yo individual de cada uno de ellos sin su relación con los demás. Todavía no está impresión inversa del Creador. Cada persona aún no está apuntando a la conexión con los demás.

Esa es la manera en la que los bebés crecen. Hasta la edad de 2 o 3 años, un niño no tiene necesidad de la compañía de otros niños. Él juega con sus propios juguetes. Es sólo después de que él tiene 2 o 3 años de edad que comienza a darse cuenta que puede jugar con otra persona, que alguien más existe.

Estamos exactamente en el mismo grado de nuestro desarrollo. Hasta el momento, no queremos unirnos con los demás, no queremos “jugar” con ellos todavía. No importa lo mucho que hablemos de ello, el resultado son sólo palabras y no un cambio en nuestro deseo.

(31734 – De la 2º parte de la lección diaria de Cabalá del 04 de Enero 2011, “Introducción del Libro del Zohar,” artículo “Itró” (Jetro))

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: