Blanqueador para el burro

Una persona que desea ascender a los grados espirituales, para ir de nuestra realidad que se siente en los cinco sentidos, a la realidad superior, tiene que cambiar él mismo y sus cualidades. Y para ello necesita una fuerza externa, adicional de la cual carece.

Él tiene sólo un diminuto punto de deseo por la espiritualidad y debe recibir todo lo demás desde fuera. La suma total de estas fuerzas, que lo elevan desde el estado actual hasta un estado más avanzado, se llama “el conductor de burros“. El burro (Jamór en hebreo, viene de la palabra de Jómer, materia) es nuestra materia, el deseo de disfrutar, que pasa a través de cambios y debido a esto nosotros ascendemos, avanzando por el camino espiritual.

La fuerza de lo Alto influye nuestro deseo, cambiándolo, y por lo tanto nuestra “burro” constante se perfecciona debido a que el “arriero” siempre está trabajando en él. Cuando alcanzamos el final del camino, nuestro “burro” realmente se convierte en “blanco”, al igual que en las historias sobre el Mesías que llega en un “burro blanco”.

(32508 – De la 2º parte de la lección diaria de Cabalá del 11 de Enero del 2011, El Zohar)

Material Relacionado:

El conductor de burros

El mundo depende de mi

Pide la ayuda al conductor de burros

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: