Combatiendo el ego con una espada de cartón

Pregunta: ¿Por qué se rompió el mundo de Nekudím?

Respuesta: El mundo de Nekudím se calculó incorrectamente. Se pensó que él se arreglaría para recibir toda la Luz infinita de la Corrección Final “para otorgar”, pero falló pues inesperadamente comenzó a sentir auto gratificación. Nunca se dio cuenta que habían deseos tan profundos en él, y en contra de ellos, tan exaltada Luz, tan inmensos placeres.

Rabash demostró esto contando la historia de un hombre que vino a una fiesta de boda pensando que él podía complacer a la novia y al novio celebrando y bailando con otros huéspedes. Sin embargo, después de unos tragos, el comenzó a perder su sentido de la realidad y comenzó a gritar en la mesa. Así es que lo echaron fuera, lo llevaron donde su esposa, y desde entonces nadie lo invita a las fiestas de matrimonio.

Ahora ese hombre necesita corregirse y comenzar a observar sus acciones: en qué forma el arribó a la fiesta y cuánto él puede beber, lo cual sería solamente un poco para honrar al anfitrión y nunca ir más allá de la barrera. Una historia similar pasó en el mundo de Nekudím.

Nada de esto fue sido en vano. El mundo de Nekudím se rompió para mostrar a las criaturas lo que es comparado con el Creador. De hecho, todo lo que le fue revelado a él antes del rompimiento no era real, como lo fue. Nunca antes la criatura había sido capaz de ver la esencia de su deseo egoísta cuando se enfrentó con la Luz portadora del placer. Siempre ella actúa con la intención de otorgar dada a ella por el Creador.

El Creador crea a las criaturas en el mundo del Infinito, llenándolas con toda la Luz de Infinito en todos los deseos (Kelím), y les da todas las intenciones. Entonces la criatura hace una restricción, quiere recibir para otorgar, todo gracias a la fuerza de la Luz presente en él.

Esto no es difícil de entender. Yo estoy siendo dirigido por la Luz, y sigo sus órdenes. No soy yo quien actúo sino las dos fuerzas del Creador: el deseo de recibir y el deseo de otorgar. Lo mismo pasa a la naturaleza en la espiritualidad. El inanimado y vegetativo, animales sagrados y ángeles, todos están sujetos a este mecanismo.

La naturaleza de las criaturas es revelada por vez primera cuando la criatura actúa independientemente, esto ocurre durante la ruptura de los mundos. La criatura hace cálculos basados en la Luz que está presente y piensa que puede (como siempre hizo antes) recibir toda la Luz para otorgar, completando así la corrección.

De repente, sucede que todo lo que fue hecho anteriormente fue hecho por la fuerza de la Luz, por su fuerza de otorgamiento que te llena. Nunca fue tu decisión; simplemente fue dada a ti al nacer. Ahora, por primera vez, tu propia naturaleza sale a flote.

Por lo tanto, después de la ruptura, nosotros podemos hablar de alguna criatura que actúa  independiente. Ella colecciona sus deseos vacíos que carecen de la pantalla y dice, “Y ahora, lo haré yo misma y recibe la Luz dentro de ella con el fin de otorgar”. Es como el hijo tonto que en vez de usar el arma real que recibe de su padre, el Rey, decide ir a la guerra con un escudo y una espada de juguete como se describe en las fábulas.

(32635- De la 3º parte de la lección diaria de Cabalá del 12 de Enero del 2011, Talmud Eser Sefirot)

Material Relacionado:

Corrigiendo el mundo fragmentado

Una belleza fea

Cuando el trabajo es un placer

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: