Crecer de cero

Pregunta: Usted dijo que con el fin de construirnos nosotros mismos tenemos que usar dos fuerzas: la recepción y el otorgamiento. ¿Qué pasa si en lugar de las dos fuerzas, sólo tengo una, la fuerza de la recepción?

Respuesta: Tienes ambas fuerzas, solo que ¡no deseas utilizar la segunda! Comenzamos ascendiendo desde abajo, desde “cero” de otorgamiento, hasta que hayamos cubierto 125 grados espirituales y adquiramos el otorgamiento absoluto. Pero el “cero” de otorgamiento no significa que no lo tienes, simplemente tú no empleas esta fuerza que posees.

No podemos decir que algo no existe en el universo, esta fuerza no se registra sólo en ti, en tu percepción. Y la confirmación del hecho de que no existe es que puede desarrollarse en ti en el próximo instante, sólo para desaparecer de nuevo. Esto se considera como “cero”. Sin embargo, en realidad no existe, sino que puede ser tan sólo en la percepción del hombre.

Tú tienes libre albedrío para evocar la fuerza de otorgamiento de este cero. Con el fin de hacerlo se te da un entorno compuesto por el maestro, el grupo, y los libros. Comienza a utilizarlo para trabajar en tu cero de otorgamiento y no habrá cero nunca más.

Después de todo, puedes evocar la fuerza de otorgamiento sólo cuando se refiere a otra persona que también desea experimentarla. Así que comienza a construir esas relaciones, ¡no te encierres en ti mismo! ¿Qué otra forma existe para dar a conocer el otorgamiento?

La fuerza de la recepción se concentra en una persona, pero se necesitan dos para mantener la fuerza de otorgamiento y así poder trabajar entre los dos. Ahí radica la principal diferencia entre la elección egoísta y la altruista: En tu ego, estás solo, pero para otorgar necesitas el entorno adecuado. De lo contrario, ¿dónde lo realizas? ¿Dónde encontrarás esta fuerza y confirmarás que efectivamente la posees?

Por lo tanto, tan pronto como se despierta una chispa espiritual en la persona y hace un llamado para el desarrollo del alma, él o ella es llevado inmediatamente a un grupo e instruido: “Elíjelo” Aquí es donde será ejercida la verdadera libre elección: en la elección del entorno correcto.

(32008 – De la 4º parte de la lección diaria de Cabalá del 01/5/11, “La sabiduría de la Cabalá y la Filosofía”)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta