Cuando el corazón y la mente se unen

Una noción suprema establece que el Creador es Uno, Único, y Unificado. Una, Única fuerza singular superior que creó toda la creación: Existió antes que la creación llegara a existir, existe junto con ella, y continuará existiendo aún después que la creación ya no exista; es decir, esta fuerza existe en todos los estados.

Podemos hablar de ello desde varios puntos de vista, lo cual sólo demuestra nuestra falta de perfección, de ahí que lo definimos como Uno, Único y Unificado, pero las diversas definiciones de la Fuerza Superior, el Creador, sólo existen en relación con nosotros.

  • Uno significa que no hay ninguna otra fuerza que pudiera gobernar el Universo, como está escrito: “No hay nadie más aparte de Él”.

  • Único significa que Él está unido en todos Sus actos y no tiene otra intención.

  • Unificado significa que incluso si sus acciones parecen irrelevantes y contradictorias a veces, es sólo porque todos existimos en diferentes estados que son opuestos a Él.  Por lo tanto, cada uno tiene diferentes percepciones, como está escrito: “Todos juzgan de acuerdo a sus propios defectos”. Pero a medida que continuamos corrigiéndonos a nosotros mismos, todos estos estados cardinales y atributos finalmente se unen en una sola idea.

“Uno” significa perfección. Si hay dos, son diferentes en algo, y uno carece de las cualidades del otro, juntos, se completan uno al otro.  Y si hubiera un millón en vez de dos, cada uno de ellos sería aún menos completo, él o ella tienen sólo una millonésima parte de la perfección y carece de las otras 999.999 partes.

Si decimos que sólo hay Uno, significa que todo está en él.  Pero yo no creo que él tenga todo porque estoy en oposición a Él, y esto quiere decir que el problema está en mí y no en él.

Si Él es uno, y todo está en El, entonces no importa cómo lo veo a Él: como bueno o malo, claro u oscuro, frío o caliente. Tengo que entender que estos atributos opuestos no están en Él. Él no es ni bueno ni malo; estas nociones opuestas sólo existen en mi percepción.

Si digo que el Creador es siempre bueno, esto no constituye tampoco la definición de “Uno”. “Uno” significa que ni bueno ni malo existen en Él. Yo soy el que juzga sus manifestaciones en relación conmigo.  Mientras tanto, Él es Uno, algo totalmente abstracto, más allá de lo que es llamado bien.

Una persona se inspira por el significado de “Uno”,  en su perfecta pureza y sensación de alcance. En este “Uno”, el corazón y la mente se unen como uno.

(32726 – De la 4º parte  de la lección diaria de Cabalá del 13 de Enero del 2011, “La sabiduría de la Cabalá y la Filosofía”)

Material Relacionado:

La formula interna de un sistema integrado

Debemos volvernos parte del sistema de la naturaleza

El amanecer de un nuevo mundo

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: