Cuando el trabajo es un placer

Pregunta: ¿Cuándo se da cuenta una persona finalmente de que sólo el Creador puede ayudarlo y que esta ayuda es sólo adherirse al grupo?

Respuesta: Esto ocurre en el paso final antes de salir del exilio. Sólo entonces surge una verdadera plegaria, una verdadera necesidad. Sin embargo, este paso viene también en etapas: el escape, el cruce del Mar Rojo, la montaña de odio (Sinai), las peticiones, y, finalmente, el desespero. Esto habla de muchas cosas.

Seguimos preguntando, “¿Cuando se terminará finalmente el trabajo y el Creador será revelado?” Esto es correcto. Él será revelado, pero entonces seguirá más trabajo. No obstante, una persona verá esto como una aventura, un disfrute ya que si tú amas a alguien, trae placer el hacer un esfuerzo por el bien de la amada. Disfrutas el hecho de que estás haciendo algo por ellos.

Cuando trabajas por la gratificación propia, ejerces una labor para disfrutar su fruto más tarde. Si lo pudieras saborear sin tener que trabajar, sería lo mejor. Pero no es lo mismo cuando haces cosas que surgen del amor por otro. En ese caso, el esfuerzo en sí trae placer. Mientras estás trabajando, también estás recogiendo la recompensa.

Trata de hacer algo por alguien que amas como por ejemplo, tu hijo. No importa cuánto esfuerzo se requiera, te sientes incluso mejor cuando te esfuerzas por ello. Si simplemente le traes un obsequio a tu hijo y ves cuán feliz lo o la hiciste, no lo disfrutarás. Cuando amas, es el esfuerzo lo que hace que todo valga la pena.

(32266 – De la 1º parte de la lección diaria de Cabalá del 01/09/2011, “¿Cuáles son los poderes que se necesitan para el trabajo?”)

Material Relacionado:

Haz tu trabajo como un profesional

Esfuerzos para un hallazgo

La diagonal de una escalera espiritual

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta