Decorando la novia

Escritos de Rabash, “Qué es el banquete del novio”: La “novia” significa el trabajo durante el tiempo de exilio, cuando el rostro del Creador está oculto. Es cuando las fuerzas de desunión gobiernan sobre una persona.

Los cabalistas tratan de explicarnos un principio simple de diferentes maneras. La Creación como un todo es llamada “novia“. Esta es la “materia” del deseo, la cual debemos elevar hasta la altura del Creador para unirse con Él, revelando el Bien quien Hace el Bien.

Cuando descubrimos problemas en nuestra turbia materia, tenemos que entender que no debemos anularla, sino “santificarla”, es decir corregirla. Así es como continuamente ascendemos más alto con su ayuda. Precisamente las adiciones a la Aviút que vienen de la materia se revelan en nosotros construyen los niveles de la escalera espiritual para nosotros, uno tras otro.

Este es un proceso cíclico que requiere una acción simple. Justo como en una computadora, todo está determinado por la elección de dos posiciones: “si” y “no,” “0” y “1”. Al consolidar muchas acciones como esta, podemos alcanzar cualquier análisis, expresar cualquier cualidad y cualquier forma de interacciones entre el Creador y la creación, entre la fuerza de otorgamiento y la fuerza de recepción.

Así, lo único que le resta hacer a una persona es acelerar el tiempo. Por una parte él ve que la novia es fea, pero por otra parte él entiende que el deseo egoísta distorsiona la imagen real. Este deseo es horrible, alejando a una persona de la meta y arrojándolo a un descenso.

Sin embargo, al estudiar a la “novia” a través del prisma del deseo por otorgar, una persona ve que si él “santifica” su egoísmo, entonces será capaz de “decorarlo” y “embellecerlo”, de la manera que se acostumbra adornar a la novia antes de la boda. Entonces el deseo corregido llevará a una persona al nivel del “novio”.

Varias situaciones surgen en este proceso. Algunas veces no estamos de acuerdo en aceptar nuestro deseo egoísta. Al ver cuán feo es. En ocasiones es lo contrario, entendemos que tenemos que aceptarlo y corregirlo, decorarlo al hacer esfuerzos.

Al final, al avanzar mediante la fe por encima de la razón, colocando el otorgamiento por encima de la recepción, llegamos al “banquete del novio”.

En total hay tres etapas en este camino:

1. Las fuerzas de desunión, la Shejiná en el exilio, el comienzo del análisis.

2. Durante el periodo del exilio espiritual trabajamos en la novia, “vistiéndola” y “decorándola”.

3. El “banquete del novio”.

(32391 – De la 1º parte de la lección diaria de Cabalá del 10 de Enero 2011, Escritos de Rabash)

Material Relacionado:

Análisis y síntesis

Analizando el comienzo antes de llegar a la línea final

Baal hasulam, “exilio y redención”

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: