El alma no tiene edad

Pregunta: ¿Cómo puede un niño conectarse a su sistema educativo?

Respuesta: Un niño se conectará al “entorno de existencia” a través del Internet en un idioma que comprenda y en una forma adecuada para él o ella. Sólo necesitamos desde el principio animar a los niños a ser parte del sistema, y que se pongan en contacto con otros niños de todo el mundo. Ellos se sentirán cómodos en él y avanzarán como parte de este.

Creo que los resultados serán visibles inmediatamente. Dentro de unas semanas, sentirás cómo ha cambiado tu hijo. Trata de hablar con él, y verás cómo ha crecido, lo sabio que se ha vuelto, y comenzará a responder a las preguntas como un adulto que tiene una actitud completamente distinta hacia la vida.

Tenemos que tratar al niño como adulto. El alma no tiene edad. El problema es que balbuceamos a los niños y, por tanto, los echamos a perder. Un niño no quiere tal actitud de nosotros. Él quiere ser lo mismo que nosotros.

Sólo tenemos que tener en cuenta que él es físicamente más pequeño y más débil que nosotros, pero, en el interior, él está absolutamente crecido y adulto. Debemos tratar de hablar con él como con un adulto, explicarle seriamente todo, buscar consejo, y escuchar su opinión como con un adulto.

Verás que tan bien lo toman los niños y cuanto lo quieren. Para ellos, ser adulto es un juego fascinante. Nos está prohibido a los adultos descender a su nivel y jugar como si fuéramos niños. Es equivocado. No son ellos sino nosotros, los que estamos jugando.

Es un principio muy importante de la educación tratar a los niños como adultos. No importa que él parezca un niño pequeño, es sólo un cuerpo físico. Desde dentro del cuerpo de ese niño, los ojos de un adulto te están observando, siguiéndote de cerca comprendiéndolo todo.

Es un error considerarlo un niño. Es una falacia que ha acompañado a la humanidad desde tiempos antiguos, junto con todo tipo de cuentos de hadas, predicando todo tipo de fetichismo y superstición. Necesitamos cancelar todo eso.

Somos diferentes de un niño sólo en el nivel animado. Cuando nos comunicamos en el nivel del humano dentro de nosotros, debemos tratar a todos por igual. Un niño es nuestro socio igualitario en la creación de este nuevo método educativo, y tenemos que hablar de todo abiertamente con él y requerir su plena participación. Deja que los niños se sienten en las reuniones junto con los adultos y participen en los debates sobre la construcción del programa. No tenemos nada que ocultar de ellos.

Eso es lo que va a hacer crecer. Ellos no quieren recibir todo lo ya hecho por nosotros. Ellos quieren realizarlo independiente, de manera consciente, desde el principio. No debemos ocultar nada del niño, él no es un niño. Necesitamos tratarlo por completo como a un igual.

(31042 – De la 4º parte de la lección diaria de Cabalá del 12/28/10, “Paz en el Mundo”)

Material Relacionado:

Educaciòn en vez de orientaciòn profesional

Los hijos corrigen a los padres

No hay nada gratis

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: