El grupo está construido sobre la reciprocidad

En nuestro trabajo, debe haber una clara división de las categorías:

  1. Las relaciones entre los amigos en el grupo mismo.
  2. Las relaciones entre los grupos. Estamos conectados físicamente dentro de nuestro grupo, y virtualmente con los otros grupos. Esta diferencia existe hasta el día de hoy. No va a desaparecer hasta que encontremos la conexión interna entre nosotros, no virtual, no a través de Internet, y no a través de otros canales.
  3. La conexión de una persona con la familia y el mundo circundante.

En primer lugar, debemos prestar atención a nuestra interconexión en el grupo. Si el grupo no logra la interconexión correcta, todo lo demás falla.

Por otra parte, somos personas con familias. Dentro del grupo, debemos practicar la siguiente política: Es conveniente que cada uno de los amigos cuide que los demás  tengan una existencia normal y cómoda. En otras palabras, debo asegurarme de que mis amigos tengan relaciones familiares decentes, tanto como sea posible. Después de todo, vivimos en un período de transición, y un esposo y la esposa puede que no compartan entre sí sus intereses.

Si una persona cae en un descenso, hay que apoyarla. Pero nosotros sólo debemos apoyarlo, mientras que él tiene que cuidar de sí mismo. Si no lo hace, sino que cae en las manos de sus amigos: “Haz conmigo lo que quieras” (por así decirlo), entonces este no es un verdadero miembro del grupo.

Además, debemos asegurar la asistencia disciplinada en las lecciones. Si alguien tiene una oportunidad, le aconsejo que nos visite durante una semana para ver cómo lo hacemos. Una hora y media antes de la lección, los estudiantes se ocupan de su labor llamando a todos los demás para sacarlos de la cama.

Algunos tienen que ser entregados personalmente en la lección. Puede ser muy difícil levantarse, casi imposible. Durante el tiempo que fui alumno de mi maestro, teníamos unos pocos estudiantes que, antes de ir a la cama, se ataban una cuerda a su pierna y tiraban del otro extremo por el balcón para que yo pudiera jalar de él hasta que la persona se despertaba.

¡Este tipo de reciprocidad es simplemente necesario! Y sólo si una persona se mantiene firme, si escribe una declaración negándose a estar de acuerdo, entonces, puedes dejarlo solo por un tiempo. Sin embargo, más tarde,  recordarlo aún, buscarlo, invitarlo a una cena, y así sucesivamente.

Debemos entender la naturaleza humana. Una persona es como fue hecho por el Creador. Por lo tanto, debemos actuar en consecuencia con esto.

(33207 – De la Lección 2 en Moscú del 16 de Enero del 2011, “La oración de muchos”)

Material Relacionado:

Después de todo que eligiras

En el entorno de las amantes almas

La elección de uno consiste en un mayor esfuerzo

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta