El Internet necesita una nueva dirección

Pregunta: El espacio virtual (la red de Internet) es hecha de los deseos de las personas que lo pueblan. ¿Hay una analogía entre Internet y el mundo espiritual?

Respuesta: Hasta ahora, no podemos analizar análogos espiritual del Internet, ya que esta red carece de cualquier orden, incluso uno egoísta. Está regido por la “anarquía egoísta”, donde todos hacen lo que les place.

Por un lado, es bueno ya que ayuda a que este sistema se organice tan rápido como pueda. Pero por el otro, en este período de transición, no hay un orden cualquiera que este sea. Sin embargo, debemos temer la posibilidad de cualquier restricción en él. El Internet debe evolucionar absolutamente libre en esta confusión hasta que se enderece.

La humanidad cada vez se involucrará más y de manera más profunda en este sistema con la esperanza de recibir allí el llenado. Después de todo, ¡el Internet parece tenerlo todo! Nos estamos acercando a un estado en el que una persona no querrá ir a ninguna parte ni viajar más: ¿Por qué molestarse si el Internet tiene todo lo que necesito? ¿Por qué salir de la casa si tengo el Internet? ¿Por qué estudiar y aprender algo si puedo buscar siempre en Internet y obtener todas las respuestas?

El sistema de Internet, responderá a todas las necesidades personales: Trabajaremos, socializaremos, viviremos, pediremos los alimentos, y todo lo demás lo tendremos allí. El Internet nos dará todo excepto una cosa: No conseguiremos llenado en él. Esto es lo que eventualmente revelará.

Y allí es cuando tendremos que hacer algo con el propio sistema puesto que este es un sistema que conecta a las personas. ¡Por encima de él, no hay ningún faltante! Este es el último y el más alto grado de la evolución material de la humanidad. Por lo tanto, este sistema tendrá que asumir una forma que, de hecho, responda correctamente a todas las necesidades personales, es decir, enseñará cómo trabajar por el bien del otorgamiento.

Una persona que perdió la fe en este mundo se retira al virtual. Pero cuando él pierda la fe también en este, tenemos que asegurarnos que él o ella encuentren la sabiduría de la Cabalá allí y desde él, a través del mundo virtual, llegue al mundo espiritual. Al estar presentes en este espacio virtual nosotros mismos, tenemos que demostrar que no hay salida: Uno puede buscar en todo el Internet, pero no hay felicidad allí.

El problema no está en la falta de conexión, sino que se trata de un tipo incorrecto de conexión. La conexión tiene que estar basada en el otorgamiento. Y puesto que una persona que vive en el mundo virtual es un usuario corriente de Internet y hasta cierto punto siente la interconexión entre las personas, entonces debe ser aún más fácil de explicarle que este es el tipo de comunicación que lo determina todo para nosotros. Todo lo que necesitamos hacer es sólo encontrar palabras lo suficientemente simples para tales explicaciones y crear una sociedad de Internet cabalística a la que todo el mundo puede enlazarse.

Esto no obliga a nada a la persona: Él o ella pueden venir cuando quisieran y mirar todo lo que les interese. La persona no está obligada a revelar su nombre, ir a algún lugar, a conducir hacia alguna parte, gastar dinero, o entrar a un nuevo grupo, simplemente hacer clic en un botón y él está allí.

Si somos capaces de construir esas redes que hacen que una persona sienta que él otorga a los demás a través del Internet, él o ella van a obtener un llenado especial. En el espacio virtual, puede organizarse muy rápido porque este es muy flexible. La realización de la inclinación al mal puede ocurrir con la misma rapidez y desarrollar una conciencia del egoísmo en el que vivimos. El Internet es un instrumento maravilloso para el tipo de revolución que tenemos que hacer para cambiar a una persona de las huellas de recepción a las huellas del otorgamiento.

(33692 – De la 4º parte de la lección diaria de Cabalá del 25 de Enero del 2011, “La Esencia de la Sabiduría de la Cabalá”)

Material Relacionado:

Llévame de la mano hacia la felicidad

Humanos salvajes y animales pacíficos

El verdadero propósito del internet

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta