El mal nos muestra la forma del bien

El mal que revelamos dentro de nosotros en virtud del estudio de Cabalá nos ayuda a construir el bien sobre él. Sin embargo, no planeamos corregir el mal actual.

Revelo sus picos más altos y sus más bajos pozos dentro de mí, algunas veces los más elevados y otras los inferiores. Así es como describo los límites del mal dentro de mí. Entonces, ¿qué debo hacer ahora con ese mal?

¡No debo hacer nada a esto! Sólo complementarlo con el bien a lo largo del mismo, pero contrario, como está escrito: ¡”El amor cubrirá todos los pecados”!

No cancelo el mal, porque de lo contrario no tendré nada sobre lo cual construir el bien. Por lo tanto, no borro el mal, sino por encima de él, construyo el bien de la misma forma exacta.

Para ello tengo que alcanzar mi mal en toda su profundidad y manifestaciones. La Luz que viene a mí ilumina las capas más profundas del egoísmo, mostrándome quien soy y sumergiéndome hasta el fondo.

Sin embargo, desde el lugar donde me encuentro, debo aspirar siempre a crecer hacia arriba, a estar agradecido por la revelación del mal dentro de mí, y usar todas sus formas para construir el bien.

(31725 – De la 4º parte de la lección diaria de Cabalá del 1/2/11, “La sabiduría de la Cabalá y la Filosofía”)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: