El otorgamiento nunca es excesivo

Pregunta: ¿Cómo es posible diferenciar un deseo real de un exceso de uno? ¿Cómo puedo saber que no estoy pidiendo cosas en exceso?

Respuesta: El otorgamiento nunca es excesivo. Es ilimitado porque no hay restricción a la Luz de Jasadím. Pide todo lo que quieras; no te limites. Las peticiones más exorbitantes están bien. No hay cálculo con la Luz de Jasadím.

El cálculo comienza sólo cuando pasas de la Luz de Jasadím a la Luz de Jojmá, la recepción.

(De la 1º parte de la lección diaria de Cabalá del 26 de Enero del 2011, Escritos de Rabash)

Material Relacionado:

Acelerador espiritual de partículas

El vacío en donde habita el pensamiento supremo

Paciencia es perseverancia

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: