El Pensamiento de la Creación

El ser creado es deseo. El Creador  o la Luz creo el deseo, el Kli (vasija), que se equipara con Él. En la medida de Su deseo de complacer, llenar, evoca la sensación de amabilidad, calidez, y bien en general, Él creó la necesidad de dirigirse hacia Él, la necesidad por Sus propiedades que Él quiere que sean manifestadas en su creación.

Pero para asegurarse de que este deseo no se vuelva automático, que funcione, al esforzarse por ser como la Luz, y sentir su existencia, la mente se desarrolla próxima a ello. La mente es un resultado, y es por eso que es la principal característica humana: “¿Qué deseas?” Esto no se refiere a un deseo natural, es lo que me imagino como un buen estado en mi mente.

La diferencia entre lo deseado y lo real es el vector de todas nuestras acciones. Las personas son juzgados de acuerdo con este criterio: la dirección de sus acciones, aspiraciones y esperanzas. Nuestras acciones no se realizan en sí mismas, sino bajo la influencia del entorno. El estado óptimo siguiente puede ser incondicional, y lo seleccionamos bajo la influencia del entorno. De esta manera, el entorno en el que nos encontramos nos formas a nosotros y forma nuestro futuro.

Y por esto, al hombre se da la mente y una sensación de carencia. Ahora, él puede usar el entorno para dirigirse hacia el próximo estado que él mismo elige.

El vector de las aspiraciones y su volumen nos caracteriza. Es por eso que nunca juzgamos a una persona según su estado actual: Este fue evocado en él desde Arriba. En su lugar, evaluamos la persona de acuerdo con las acciones que realiza en relación con su entorno, con el propósito de evocar en él una cierta dirección de los pensamientos y deseos por un nuevo estado.

Y es por eso que tenemos que crear un entorno a nuestro alrededor, el cual defina precisamente nuestro futuro estado, el estado al que aspiramos. De acuerdo con esta imagen futura que nos pinta la imaginación, nos evaluamos y al grupo desde la distancia y por delante del tiempo.

Al igual que el grupo, una persona sólo es juzgado de acuerdo con el vector: la dirección de su aspiración y su fuerza. Si un grupo quiere controlarse a sí mismo, si una persona quiere entender su dirección, siempre necesita ver ante él la próxima imagen que espera. Él necesita enfocar su atención únicamente en ella, vivir solamente en ella. Entonces, nuestro avance será rápido, y los pensamientos y las Reshimót (datos de información) que se eleven en nosotros se manifestarán de inmediato.

Y esta es la razón por cual la tarea principal propia es trabajar en el pensamiento, imaginar los estados próximos lo más correcta y vívidamente posible. El pensamiento crea y construye nuestro futuro. Es el fundamento de nuestra acción, y de esta manera lo trae a la realidad.

(33133- De la Lección 2 en Moscú del 17 de Enero del 2011, Shamati)

Material Relacionado:

El vacío en donde habita el pensamiento supremo

El alma se desarrolla desde un punto

El pensamiento superior es otorgamiento

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: