El vacío en donde habita el Pensamiento Supremo

Gracias a la física cuántica, mientras penetramos más profundo en la materia, que es por sí misma inanimada y puede ser investigada usando un enfoque puramente determinista y de descubrimientos mecánicos, de repente más descubrimos razón y sentimientos ahí. A pesar que somos nosotros quienes dotamos a la materia con estas propiedades, encontramos un pensamiento, un plan ahí. Entendemos que tenemos que encontrar el pensamiento de alguien.

Los astrónomos también claman sentirse como si detrás las estrellas y el cosmos entero se encuentran en cierto pensamiento. Si una persona se desarrolla los suficiente, el llega a sentir de esta manera.

En mi reciente lectura en Moscú, mencioné que si fuésemos a ampliar un átomo, encontraríamos un vacío entre su núcleo y sus electrones. Ya  he recibido objeciones de un amigo, un físico, quién niega que el vacío pueda existir dentro de un átomo porque todo el espacio está lleno.

Hoy en día, entendemos que el electrón no es una partícula que es local, pero si una cierta nube borrosa que llena todo el espacio de su órbita. Esto, evidentemente contradice a lo que yo presente, pero ¿quién sabe lo que pasara  y qué nos dirá la física en otros 20 años? Está claro que toda la teoría se volverá aun más abstracta porque en la medida que avanzamos, encontramos que nuestro universo no es un ensamble de partículas solidas y no puede ser explicada por medio de la mecánica ordinaria, más bien, el universo se está aproximando a su forma espiritual.

Cuando yo dije que existen espacios vacios en un átomo, me refiero a los vacios cualitativos que están presentes dentro de este. No importa que tan alto proclame nuestra investigación sobre que todo el espacio del átomo está lleno y que un electrón llena todo su volumen, junto a eso, descubrimos un vació que alude a algo con este vació. Ese es el pensamiento que está escondido ahí.

Es lo mismo que en los estados entre los grados espirituales. Cuando estamos pasando de un grado a otro, llegamos a al mismo tipo de espacios vacios. Caemos ahí y somos renovados. Por lo tanto, cada próximo grado es una estructura totalmente nueva.

(33255 – De la 4º parte  de la lección diaria de Cabalá del 20 de Enero del 2011, “La cualidad de la sabiduría oculta, en general”)

Material Relacionado:

El enorme deseo que determina nuestra vida

Jugando en las sombras para descubrir la luz

Acelerador espiritual de partículas

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: