Elévate por medio del grupo

Inicialmente, tengo solo un deseo material “auto-complacencia” y un punto en el corazón, una semilla del atributo de otorgamiento, que anhela el mundo superior. Elevo este punto por encima de deseo al incrementar su importancia relativa a los deseos corporales y entonces me vuelco al entorno: el grupo, los textos cabalísticos, y el maestro.

En respuesta, recibo un deseo incrementado y refinado de ellos. Este es incrementado en términos de su poder y modificado en el sentido de que yo adquiero la importancia de la meta (adquirir el atributo de otorgamiento) y me doy cuenta de mi incapacidad para alcanzarlo por mi cuenta.

Con este deseo, me vuelvo “hacia arriba”, elevo el MAN (una plegaria para la corrección). Como resultado, la Luz Circundante (Ohr Makíf, OM) desciende de “Arriba” y me reforma, me trae de nuevo a la propiedad de otorgamiento.

Las siguientes son los estados obligatorias:

1. Apelo al grupo;

2. Recibo una aspiración espiritual de él;

3. Apelo al Creador;

4. Recibo corrección.

En consecuencia, surge un Kli, una vasija de otorgamiento, la suma de todos los factores.

Pregunta: ¿Cómo sé que mi aspiración provino del grupo?

Respuesta: Tú examinas el grado en el cual deseas unirte con los amigos, pero son incapaces de hacerlo. Si has puesto un esfuerzo de gran calidad en esta necesidad, elevas el MAN con esto. En otras palabras, la suma de tus deseos dirigidos a la unificación crea una petición por ayuda.

Pregunta: ¿Cuáles son los signos de que estoy apelando al grupo correctamente?

Respuesta: Si lo hago bien, veo cuán unificados están los amigos y cuán separado estoy de ellos, lo pequeño que soy y lo grandes que ellos son, cuán magnífico es el propósito de la creación que ellos están buscando y en qué medida soy incapaz de apreciarlo. Para mí, el grupo es un ideal, un criterio por el cual mido mis faltas. No puedo tomar estas faltas en ningún otro lugar, excepto para apelar ante el Creador.

Cuando direcciono el grupo correctamente, descubro tales faltas en mí mismo, tal carencia, tales deseos sin llenado que evocan inmediatamente la Luz que Reforma. Esta Luz no viene de otra galaxia, ella vive en mí, en mi corazón. Sólo tengo un deseo más profundo por experimentarla.

Nota: El término “grupo” no implica caras corporales y características, sino más bien una red de amigos “puntos en el corazón”, conectados en un solo sistema.

(31251 – De la 1º parte de la lección diaria de Cabalá del 12/30/10, “¿Qué significa que la creación del mundo fue en donación?”)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta