Haz tu trabajo como un profesional

Pregunta: ¿Pueden verse nuestros esfuerzos como una preparación para la vida espiritual?

Respuesta: Si, si pueden. El esfuerzo es una idea muy amplia. Sin embargo, nota lo siguiente:

  1. No es como si corriera en rededor sin ninguna razón como un niño cuyo acto de correr es una razón suficiente en y de sí misma. Sino que, mi esfuerzo debe tener propósito. Lo aplico donde ocurrió la ruptura, en unificarme con otros, ya que del amor de otros, llegaré al grado del amor por el Creador.
  2. El esfuerzo debe ser motivado por la Luz, la cual, esencialmente, arregla el próximo paso para mí. Ahí, puedo tener que afrontar una mayor desesperanza o un alcance más alto, un vacío más profundo o una satisfacción más grande. No importa lo que sea. Esta es la próxima etapa del viaje ya que nos movemos hacia adelante entre la línea derecha y la línea izquierda. Entonces, aparte del lugar adecuado para aplicar un esfuerzo, necesito la fuente correcta de la Luz, los libros que me conectan a esta. Por lo tanto, tengo que estar en el grupo que estudia las fuentes.
  3. Adicionalmente, necesito un mentor para aprender la manera correcta de trabajar con los libros y cómo relacionarme con el grupo.

Si una persona tiene todas esas tres herramientas y sabe cómo usarlas, tiene todo dispuesto. Ahora, todo depende de él. Una vez tras otra, debe evaluar esos tres componentes: el maestro, los libros, y el grupo, y buscar una oportunidad de utilizarlos de la manera más efectiva.

(32272 – De la 1º parte de la lección diaria de Cabalá del 01/09/2011, “¿Cuáles son los poderes que se necesitan para el trabajo?”)

Material Relacionado:

La cueva de Majpela: el lugar de la vida espiritual

Siémbrate en suelo fértil

El beneficio de la imitación

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: