Insufla vida dentro del sistema

Pregunta: A fin de no perder de vista la meta espiritual, una persona tiene que aferrarse a algo, necesita indicios,  pistas, “migas de pan” a lo largo del camino. ¿A qué debemos adherirnos?

Respuesta: Aquí está un ejemplo: Cada persona se siente como si fuera un fusible quemado en un sistema eléctrico.  Esto es lo que su vida representa.  Él piensa que siente a los demás, pero en realidad siente sólo su  parte “quemada” inanimada, vegetativa, sus propiedades animadas y a sí mismo.

Pero cuando comenzamos a corregir el sistema, una persona comienza a experimentar el programa, la fuerza de la creación, las corrientes que circulan en el sistema corregido.  Ahora, sus componentes están vinculados entre sí y funcionan perfectamente, de acuerdo con el plan de la creación, que es, de hecho, el Creador.  Una persona comienza a experimentar su vida en el sistema y todo eso como un todo.

En verdad, si no estoy conectado con los demás, me siento aislado del sistema, y si yo vivo solo “dentro de mí”, entonces mi percepción se limita a este mundo, que es la realidad que se proyecta en la pantalla interna en la parte de atrás de mi cerebro como Baal HaSulam lo describe.  Parece rota para mí, corrupta, y depende de mi actitud hacia ella. Y sólo yo soy capaz de establecer una conexión entre todos los demás.

Si, sin embargo, salgo y veo el mundo exterior, me muevo en la verdadera realidad.  Entonces, veo a los demás no como cuerpos, sino como propiedades de otorgamiento.  Cada uno de ellos está esencialmente corregido, sin embargo, con el fin de reunirlos, necesito una conexión, el atributo de otorgamiento, y entonces todo comenzará a funcionar correctamente.

En otras palabras, el sistema general ya está saturado con las conexiones corregidas, y yo soy la fuente de alimentación, una batería para ello.  Sin mi energía, todo el sistema está en espera. Es mi deber convertirme en la fuente de poder, y entonces todo comenzará a trabajar nuevamente.

Una persona tiene que mantener constantemente estas imágenes en el interior, como si todo fuera exactamente de esta manera. Todo el mundo poco a poco, se acostumbrará a ello y, a continuación de pronto los contornos del sistema sobresaldrán ante nosotros. En verdad, el hábito se convierte en segunda naturaleza, esto le permite a una persona experimentar, incluso con lo que no le fue dicho anteriormente.

(31135 – De la 1º parte de la lección diaria de Cabalá del 29 de Diciembre 2010, “Qué significa el diluvio en el trabajo”)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta