La fuerza que cambia las vestiduras

En realidad, no hay nada excepto fuerzas. Las fuerzas que se manifiestan de cierta manera pueden por lo tanto entrar en contacto con nuestros órganos sensoriales. Así es como somos capaces de percibirlas, sentirlas y entenderlas de alguna manera y comenzar a usarlas al haber establecido esa conexión.

Sin embargo, esta fuerza existió incluso antes de que comenzáramos a percibirla. Todas las formas en las que se manifiesta funcionan solamente en relación con nosotros y para revelarnos la primera y única Fuerza que no se viste en nada.

Un alma es también una fuerza que no podemos conocer si no se viste en alguna vestidura, alguna forma que seamos capaces de sentir. Al grado en que nos corregimos, vemos que todas las formas previas en las cuales experimentamos esas fuerzas, tales como materia cristalina, líquidos, aire, e incluso vacío eran estados imaginarios de nuestro alcance por los que hemos pasado. Ellos existen sólo en nuestra imaginación.

Dado que vivimos en nuestro deseo egoísta, fuimos forzados a experimentar esta única Fuerza Superior en formas específicas, en esas “vestiduras” ajustadas para corresponder con la percepción de nuestro egoísmo. Cuando nuestro deseo de recibir placer sea transformado y adquiera su forma auténtica “para otorgar”, veremos que todas las formas previas eran solamente una ilusión dirigida a servirnos para llegar a la corrección final.

Este viaje a través de todas las formas nos es realmente necesario para avanzar porque nos enseña cómo llegar a conocer al Creador. Gracias a todas las acciones que hemos completado, comenzamos a comprender Su plan para nosotros, Su deseo, y Su amor.

A partir de todas estas formas imaginarias que experimentamos al ascender los 125 grados espirituales a través de todos los mundos u ocultamientos, llegamos a conocer al Creador, como está dicho: “Por Tus acciones, Te conoceremos”. Todo aquello es una ilusión ocultando al Creador, aun así, nos ayuda a llegar a conocerlo.

Sin tomar en cuenta todos los pasos que hemos dado y conectarlos en una imagen integral, es imposible ensamblar cualquier imagen del Creador. Después de todo, somos los seres creados, opuestos al Creador, y somos incapaces de alcanzar Su esencia.

(31748 – De la 4º parte  de la lección diaria de Cabalá del 04 de Enero 2011, “La sabiduría de la Cabalá y la Filosofía”)

Material Relacionado:

El ocultamiento es por nuestro propio bien

El nacimiento de la intención o man

Con la cabeza del superior sobre los hombros

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta