La inclinación al mal y la semilla de un alma

En las convenciones de Cabalá, durante los días de unidad, y en otras reuniones de este tipo, nosotros hacemos un trabajo serio, y nos afecta en cada ocasión. Si nosotros utilizamos los tres días correctamente, entonces durante las lecciones tú empezarás entender y sentir mucho más que ahora.

Tales eventos de unión elevan a una persona, puesto que se encuentra saturada de fuerzas espirituales mientras participa en ellos. Las recibimos solamente por medio de la unificación y nunca las encontraremos internamente o las obtendremos directamente desde Arriba. Nosotros ganamos la fuerza para hacer eso solamente del ambiente. Mientras más sintonizado e inmerso yo me encuentre, más grande es nuestro beneficio colectivo.

Desde el deseo inicial de una persona, desde el “punto en el corazón“, el apela al grupo, gana un deseo adicional de éste, y lo emplea para elevar MAN, la plegaria para la corrección. Entonces, en respuesta, el recibe la fuerza otorgamiento, que es esencial para su alma.

Cada uno de nosotros solamente tiene una semilla de un alma, el punto en el corazón. Más tarde, debemos encarar nuestra inclinación al mal, nuestro odio y resentimiento mutuo. Mi inclinación al mal se resiste a la unificación con las personas que están dispuestas a llegar conmigo al Creador, el propósito de la creación.

Hubo un tiempo cuando todos estuvimos vinculados como un todo, hasta que el rompimiento ocurrió, cortándonos uno del otro. El verdadero odio emerge precisamente entre nosotros, no en cada uno de nosotros forma separada. Yo no necesito temer al carácter con el que nací o a mis inclinaciones; todo eso son tonterías. Lo que importa es que mientras yo deseo unirme con los amigos, yo descubro que yo no deseo hacerlo y que yo me encuentro aterrado por eso.

Yo llego a ver toda la montaña del odio, el Monte Sinaí, pero yo lo transformo con la Luz que Reforma; en otras palabras, yo recibo la Torá y el mérito de “la tierra de Israel”, en ese deseo encaminado directamente al Creador. Finalmente, yo llegó a conocer al Creador y revelo la espiritualidad.

(31356 – De la Lección 1 de la Convención en el desierto de la Aravá 12/30/10)

Material Relacionado:
El mundo depende de nosotros
Sigamos pensando en la Unidad
Una oportunidad para traer bondad a nuestro mundo

Un comentario

  1. Hoy recibi un pregunta de un amigo, estudiante al igual que yo,, “la demencia, ¿Por qué se produce?…sera me dijo, por falta de FE, o por padecimiento del ALMA? gracias.

    BS;AS ARGENTINA 25-01-2016

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: