La única manera de estudiar

Cuando vine a estudiar a Rabash, yo tenía 33 años. Yo era una persona fuerte y exitosa, tenía una familia, casa y negocio exitoso. Le pregunté, “Ahora voy a invertir toda mi vida en ti.

Estaré a tu lado hasta el final, porque de lo contrario es imposible aprender algo. Estoy dispuesto a ir por esto, pero ¿cómo puedo estar seguro de que estoy en el lugar correcto? “

Rabash respondió que yo tenía todo el derecho de hacer esta pregunta. Sin embargo, tengo que elegir lo que el maestro quiere para aferrarme a esto por mí mismo. Nadie debe interferir o influir en mi decisión. Él dijo: “¡Ve y visita otros lugares!”

Pero después de tomar una decisión y elegir su lugar, debes desechar cualquier duda al respecto y no moverte de un lado a otro en el medio del camino. No puedes estar bajo ninguna otra influencia, sino la de tu maestro.

En otras palabras, si tú te conviertes en mi estudiante, estás obligado a recibir sólo mi espíritu y no escuchar a nadie más. Después de todo, tú estás desarrollándote y está prohibido que una persona escuche las opiniones de otros durante su crecimiento.

(31423 – De la Lección 2, de la Convención en el desierto de la Aravá 12/31/10)

Material Relacionado:

Elige el pozo de agua viva
La alegría de la fe en el Maestro
¿Cómo encontrar un maestro?

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: