Las vibraciones eléctricas del otorgamiento

Tenemos que tratar de construir un estado de una convención sin fin y estar impresionado constantemente con muchos miles de personas que están reunidas en un solo lugar. Tengo que sentir las mismas “vibraciones eléctricas” en cualquier momento y en cualquier lugar. La distancia no afecta este campo de fuerza espiritual. Depende de nosotros, podemos hacer de este, un estado de existencia permanente.

Este campo único de conexión espiritual y dirección es lo que se llama un grupo de cabalistas. En él, cada uno conserva la influencia no sólo de los 7.000 amigos, sino de los millones de nuestros amigos de todo el mundo.

 En primer lugar, creamos el grupo de varios miles de nuestros estudiantes, en el que todos ellos están conectados entre sí dentro de nuestra red integral. Si una parte de este grupo alcanza el estado de Arvút (garantía mutua), este comienza a proyectar la iluminación exterior, y no puede ser detenido nunca más.

Esto es lo que se llama la circulación auténtica de la Cabalá. Todos tendrán la oportunidad de venir, ver, aprender, y examinar si se ajusta a él o no, y si no se ajusta a él hoy en día, tal vez será mañana.

Esta convención tiene que mostrarnos un ejemplo de tal estado, y tiene que volverse permanente para que podamos ascender más y más alto. Esto es lo que se convertirá en el impacto del entorno en una persona, y es nuestro trabajo crearlo.

Si el ambiente determina mi futuro entero y la velocidad de mi progreso espiritual, entonces debo ocuparme únicamente de cómo hacer este entorno más fuerte para que constantemente me inspire y me tire “de la oreja” hacia adelante.

En ese caso, iré definitivamente a la convención. Después de todo, ¿qué más puede avanzarme hacia adelante? No poseo ningún otro medio, sino este. Iré, pero tenemos que seguir proveyendo el mismo tipo de influencia todo el tiempo. Por supuesto, no hay ningún otro motor que fomente el crecimiento espiritual.

(25958 – De la 4º parte  de la lección diaria de Cabalá del 04/11/2011, “Exilio y Redención”)

Material Relacionado:

La fe absoluta

La perfección no cede

Una plegaria por la sociedad

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta