Manteniendo la luz a toda costa

Pregunta: ¿Cómo podemos aumentar nuestro entusiasmo para que no se agote, de modo que la Luz no parta?

Respuesta: La experiencia es la madre de la sabiduría. Déjame decirte, basado en mi propia experiencia: Tú pasarás por diversos estados, deseando mantener la Luz a toda costa.

Y entonces, comenzarás a reflexionar: “¿Qué es la Luz? ¿Es cuando me siento bien o cuando pienso en los demás? Después de todo, estos estados pueden ser diferentes, ¿no? ¿Hay Luz cuando entiendo todo, o cuando me siento en la oscuridad? De hecho, la oscuridad es relativa a la Luz de la cual estoy tan lejos. Siento una gran distancia entre nosotros como oscuridad, pero en verdad, es la Luz la que me hace sentir que no soy Él”.

Tú soportarás muchas impresiones para llevarte al final a un nuevo estado. Sentirá que no importa por qué estados estás pasando: la Luz y oscuridad, el éxtasis y el temor, cuando estás congelado, desgarrado de la vida, y de repente sientes un ascenso abrupto, cuando estás a punto de volar sin alas, y hay una claridad penetrante, cuando todo viene ante tus ojos como en una pantalla de rayos X, sólo para ser reemplazado contigo cayendo repentinamente en postración y olvidando los nombres de tu familia.

De esta manera, poco a poco descubres que no te importa lo que afirma tu experiencia. Lo único que importa es: “¿Puedo usar el estado actual de otorgar, alinearme con el vector que me lleva fuera de mí mismo?”

Este es el grado donde todo cambiará. Esperemos que estemos acercándonos a ese momento.

(31335 – De la Lección 1 de la Convención en el desierto de la Aravá 30 de Diciembre 2010)

Material Relacionado:

¿Vale la pena creerle a los sabios?

Rayos x de mi ego

Temor al otorgamiento

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: