Reconociendo el sello por su impresión

Pregunta: ¿Cómo debo medir mi avance: por el aumento del egoísmo o por la magnitud del otorgamiento?

Respuesta: Es imposible medir el otorgamiento. Él no tiene límites, no tiene ninguna forma ni contornos antes de vestirse sobre el deseo de recibir.

Siempre estamos inmersos en nuestros pensamientos e impulsos egoístas. Pero si les vencemos  y  apuntamos al Creador por encima de ellos, entonces transmitimos forma y altura a nuestro deseo de otorgar.

Por su altura, este deseo se compara con la magnitud del deseo de recibir por encima del cual deseamos vivir en el otorgamiento. Exactamente según nuestro impulso egoísta, por encima de él nos dirigimos al Creador.

Porque Él ha formado dentro de mí este deseo egoísta, este pensamiento ajeno. Y por lo tanto, al ponerme por encima de Él y dirigirme a Él, yo como si hago una máscara de un rostro, hago copia y adquiero Su forma.

El Creador ha hecho una copia de Su forma sobre mi deseo de recibir placer y yo hago una copia inversa de este deseo y vuelvo a la forma inicial del Creador, al deseo de otorgar.

De este modo llego a la percepción, al entendimiento y a la sensación del Creador: del sello a la impresión del sello y vuelvo otra vez al sello.

(31711 – De la 1º parte de la lección diaria de Cabalá del 04 de Enero 2011, “¿Qué significa que si el bien crece, también el mal crece en el trabajo?”)

Material Relacionado:

Auto examen para el progreso espiritual

Una huella del sistema superior

La garantía y el sello

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta