Sólo deséalo

Rabash, Shlavei HaSulam, “¿Cuál es la prohibición para bendecir en una mesa vacía en el trabajo?”: Uno tiene que suministrar vasijas vacías para que el Creador puede llenarlas con la abundancia superior. Esto es llamado una “bendición”.

El camino espiritual contiene varios estados, durante los cuales aprendemos como combinar adecuadamente, poner juntas, todas las partes de la realidad. Que deseo necesitamos preparar una y otra vez para dar vuelta al Creador con diversas demandas: ¿Cómo encontramos los medios, cómo manifestamos los atributos, y descubrimos nuestra unidad?

Después de todo, encontramos que ya todo ha sido preparado para nosotros y está a la espera de nuestro deseo. Los descubrimientos que estamos haciendo a lo largo del camino sólo nos parecen de tal manera a nosotros. Los llamamos estados de alcance, pero en realidad todos los grados espirituales ya existen, y todos los estados, incluyendo el estado final, son predeterminados.

Así, al subir los peldaños de la escalera, al regresar de la oscuridad y separación, e incrementar el alcance de la realidad general del universo, revelamos la realidad sólo para nosotros mismos. Todos los atributos nuevos, detalles, lazos, conjunciones, y las partes son las manifestaciones de una nueva realidad que sobresale de las tinieblas de la ocultación frente a nosotros.

Como resultado, cuando una persona ve lo que el Creador ha preparado para él, lo “bendice”. Pero eso es con la condición de que él sienta lo que ha recibido en sus nuevos atributos. Comenzando desde el olvido espiritual, él empezó a recoger en los niveles inanimado, vegetativo, y animado y finalmente nació a la luz, combinando cada vez dos partes: el deseo de recibir y el atributo de otorgamiento que rige sobre él.

Así es como uno se mueve hacia delante: Los dos componentes, deseo e intención, llegan a él desde Arriba, y él sólo los precede con su demanda de que le sean revelados, unidos, y llenados. Todo eso se junta con la búsqueda de la aspiración para otorgar en todo lo que va más allá de su “bestia“, de la vida material.

Sin embargo, desear el otorgamiento no es suficiente, una persona necesita recibir para otorgamiento. Este estado es llamado “fe completa”. Hasta entonces la persona no tiene oportunidad de “bendecir” porque aún no ha recibido una bendición del Creador. Durante los estados de corrección, las vasijas (Kelím) están llenas de la Luz de Jasadím (Misericordia), y entonces la Luz de Jojmá (Sabiduría) se viste en ellos. Sólo entonces puede uno llegar a una bendición.

(32694 – De la 1º parte de la lección diaria de Cabalá del 01/13/2011 “,” ¿Cuál es la prohibición para bendecir en una mesa vacía en el trabajo? “)

Material Relacionado:
El mundo está creado con misericordia.
Alcanzando La Mente de El Universo
La base de todas las correcciones

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta