Todo lo malo en ti es tu “yo”

Pregunta: ¿Qué debemos hacer para reformar la actitud negativa entre los amigos a que se entienda que todo fue iniciado por el Creador?

Respuesta: Es muy simple. Tan pronto como siento que hay algunos problemas entre nosotros, especialmente entre nosotros, inmediatamente puedo llamar y atraer directamente la fuerza superior la cual hará la paz y la armonía entre nosotros, como está escrito: “Que el Hacedor de la paz en las alturas haga la paz entre nosotros “, como si yo pudiera hacerlo o forzarlo a Él; puedo entender por qué está ocurriendo entre nosotros y por qué Lo hace.

En términos generales, puedes clamarle a Él sólo que te corrija. En cuanto a lo que sucede entre nosotros, debería decir: “Todo esto es mi culpa, y nadie más tiene la culpa de ninguna manera”.

Supongamos que yo siento la tensión, algún tipo de conflicto, entre tú y yo. No se debe a que estés corrupto. Los sabios dicen que todo el que juzga a otro lo hace en el grado de su propio egoísmo, en la medida de su propia naturaleza corrupta. En cuanto a ti, siempre te veo tan mal cuando, en realidad, es mi propio reflejo en ti.

Por lo tanto, siempre debo exigir la corrección. Hasta que no te vea perfecto, no estoy transformado. Y todo esto se refiere sólo a nuestra interconexión, cuya meta es llegar al Creador.

Uno puede sentir esto sólo cuando entra en el grupo el cual trabaja con entusiasmo en esto, entendiendo que allí es donde está contenido el propósito de su existencia, existiendo solamente para trabajar dentro de todas las posibles interacciones, y comprendiendo que al hacerlo, se transforma toda la creación y labra la tierra para los demás.

Después de todo, somos parte del sistema integral, de su raíz, la “cima”. Hoy en día, somos los pioneros en la nueva generación que será la primera que  de forma masiva dará a conocer el mundo superior. En otras palabras, sentamos las bases para el resto de la humanidad.

Lo que ocurre entre nosotros debe tratarse de manera creativa, como en un laboratorio. Debemos vernos como quienes experimentan y relacionarnos con nosotros mismos, con egoísmo que surge en nosotros, como si fuera algo complementario o extraño sobre lo cual debemos experimentar. Debemos tratarlo como lo hace el Creador: desde el lado.

En cuanto comienzo a tratar mi egoísmo como algo aparte, habiéndome elevado plenamente por encima de todos los problemas que hayan aparecido, entonces salgo de Egipto. Y después, comienzo la revelación del Creador, pero no todo a la vez, puesto  que no es tan sencillo. Al principio, yo estoy en el proceso de la corrección de mis deseos. Esto se considera como “cuarenta años vagando en el desierto”, pero es algo totalmente nuevo. En verdad, yo batallo con el egoísmo en el desierto con el fin de conquistarlo y crear entre nosotros el atributo de otorgamiento, el atributo de Bína.

(33822 – De la Lección 2 en Moscú del 16 de Enero del 2011, “La oración de muchos”)

Material Relacionado:

Quienes son conocidos como humanos

Bajate al egoísmo puro

El modelo absoluto del progreso

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta