Tu único grado de libertad

Pregunta: En matemáticas, analizamos un sistema con muchas incógnitas, hacemos todos los parámetros constantes, dejando sólo un grado de libertad. A menudo, en el trabajo interior del hombre tenemos la misma sensación que usted está buscando en una serie de direcciones: percepción de la realidad, el grupo, el Creador, es decir, hay demasiados “grados de libertad”, y es extremadamente sorprendente. ¿Puedo usar el mismo principio que en las matemáticas y mientras tanto sólo tener en cuenta la actitud hacia el grupo?

Respuesta: En el trabajo espiritual es mucho más fácil. Aun con esa infinidad de variables, necesitamos referirnos a una única Fuente e incluirnos en Él. Deja que todos estos miles de parámetros cambien, mientras permaneces en el interior del Creador, la única causa de todo ese número infinito de cambios.

Si intentas ahora “congelar” la realidad, haciéndola inanimada con el fin de conectar todo junto, se perdería todo el propósito del trabajo espiritual, degradándola al nivel de la disección de los acontecimientos en el mundo material. ¿Por qué lo necesitamos?

Sólo necesitamos saber que de todo este número infinito de cambios, yo debo ponerme inmediatamente en contacto con el Superior, el Creador, y agarrarme de Él. Que todo lo que me rodea cambie aún más, que el mundo entero se amontone.

A pesar de ello y por encima de todo, tengo que aferrarme a Él aún más fuerte para que estos cambios sólo fortalezcan nuestro vínculo. ¡No necesito nada más! No tengo que aprender nada sobre estos cambios. En el momento en el que me adhiero al Creador, alcanzo todos los sentidos y mente, alcanzo el objetivo de todos los cambios. Así que ¿por qué debería empezar empantanándome en ellos?

Las ciencias de nuestro mundo están entrando en una crisis porque van en la dirección equivocada. ¿Para qué estamos perdiendo el tiempo en: la búsqueda de otra de las miles de partículas, una búsqueda que no tiene fin? Cuanto más avanzamos, más y más enredados estamos.

Digamos que descubren una nueva partícula elemental de la cual ellos habían perdiendo, sólo para descubrir que se puede dividir en otros miles de partículas, y así sucesivamente hasta el infinito. Es pura curiosidad. Aunque en el análisis final, cada indagación incluye la búsqueda del Superior, del Creador.

Pero si queremos avanzar correctamente, necesitamos encontrar la causa de todo lo que está sucediendo. Y esto significa que tenemos que irrumpir en un nivel superior. Así que nunca me concentro en lo que está sucediendo en este mundo. Tengo que hacer sólo las acciones que me conecten con el Creador: a través del grupo, hacer algunas acciones físicas, pero sólo en esa dirección.

En el nivel de este mundo nunca revelaremos nada más que eso. Después de todo, ¿qué herramienta de investigación tenemos en el mundo material que no sea nuestra inteligencia terrenal, animal? Desde la altura del nivel animado exploramos los grados inanimado y vegetativo.

(31880 – De la 4º parte de la lección diaria de Cabalá del 12/5/10, “La sabiduría de la Cabalá y la Filosofía”)

Material relacionado:

Como ganar confianza y libertad

Reconociendo el sello por impresión

Mira dentro de ti y no te apartes

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: