Un laboratorio de experiencias dentro de ti

La Cabalá lo es todo. No hay nada más allá de sus fronteras. Esta incluye al hombre y todo su mundo, no importa donde él esté. Nada de esto existe en ninguna otra parte sino en la percepción del hombre, mientras que nuestro estudio de plantas y animales a través de la zoología, biología, y botánica es sólo un estudio de cómo el hombre las percibe. De hecho, son sólo ciertas fuerzas que son expresadas de esta forma en relación conmigo.

Incluso estudio al Creador sólo de la manera en que Él se revela en relación conmigo. A través de toda la realidad Lo revelo como la raíz. El alcance de esta raíz es la meta de toda la investigación. El universo entero se desarrolló precisamente para que el hombre revelara la Raíz. Toda la realidad es el medio de establecer una conexión entre el hombre y la Raíz, el Creador.

El Creador no es algún símbolo religioso, sino la raíz de todo, el Único que controla todo, la causa primaria y la raíz de todo lo que existe, así como la meta. Está escrito acerca de Él, “El Uno, Único, y Singular” y “No hay nadie más aparte de Él”, quien es bueno y hace el bien.

Pero es imposible investigar la realidad con la ayuda de la ciencia de la Cabalá sin cambiar primero uno mismo. Sólo un cabalista puede ser un investigador en esta ciencia porque él lo revela en sí mismo. Es imposible investigarla como un observador externo, a la manera de las otras ciencias.

Por ejemplo, alguna vez estudié metalurgia en donde solíamos tomar muestras de metales. Calentábamos una muestra, la enfriábamos, le hacíamos pruebas de presión, y analizábamos la influencia de diferentes adiciones y aleaciones. Pero yo permanecía como la misma persona que investiga el metal. Y tiraba la muestra y tomaba una diferente al día siguiente.

Sin embargo, ¡En la Cabalá tienes que estar dentro de la muestra! Tienes que asumir sus cualidades. No sólo aprendes para entenderlas un poco y sentirlas desde fuera, de la manera que usualmente experimentamos las cosas que investigamos. En la Cabalá tienes que estar dentro de la materia misma, asumir la misma forma, y de acuerdo con esta correspondencia, serás capaz de entenderla.

Cuando construyes su modelo a plenitud dentro de ti, sólo entonces serás capaz de analizarlo e investigarlo ¡Te investigas a ti! El Creador (Boré) significa “Ven y Ve” (Bo-Ré). Yo no veo nada en el exterior. El Creador está dentro de mí. Según el grado de nuestra equivalencia, la cual he alcanzado, Yo digo, “¡Este es el Creador! ¡Este es mi Dios!”

Cada persona tiene que llegar a conocerlo, “Desde el más pequeño hasta el más grande”. Pero para hacerlo, uno debe estar dispuesto a cambiar su naturaleza y reemplazarla con la naturaleza del Creador.

(De la 4º parte  de la lección diaria de Cabalá del 1/23/11, “La Esencia de la Sabiduría de la Cabalá”)

Material Relacionado:
La raíz espiritual de toda la humanidad
No pintes la espiritualidad con imágenes corporales
¿Cómo puedo ver el mundo real?

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta