Un mensajero entre dos polos

Pregunta: ¿Por qué durante la lectura del Libro del Zohar no tenemos sólo que enfocarnos en nuestra conexión mutua sino que además necesitamos escuchar los comentarios del Zohar?

Respuesta: Primero que nada, si leyéramos el texto original del Zohar, no tendríamos virtualmente nada con qué guiarnos. Por lo tanto, necesitamos los comentarios. Un cometario es una fuente que conecta, auténtica, más o menos resumida ya sea en la forma exterior, en el grado, o en muchos criterios al mismo tiempo. Pero nos conecta al original.

El Zohar per se es también un comentario de la Torá. La mayor parte del Zohar está basado en citas tomadas de la Torá, la cual se procesa de una forma diferente ¿Está el comentario del Zohar en esos pasajes en un nivel inferior a aquel en que la Torá fue escrita por Moisés o no? No quiero discutirlo, pero si surge esa pregunta.

¿El comentario Sulam reduce el grado del Libro del Zohar al hacerlo más cercano a nuestro entendimiento? Poco entendemos de esto. Puede ser dicho lo siguiente: Cada comentario incluye dos puntos extremos. En su punto más alto, los autores del Zohar comparten la revelación de Moisés a este nivel; de otra manera, no serían capaces de hacer el comentario.

Pero escriben el comentario en sí con el lector en mente, es decir en una forma simplificada y en un grado inferior de la escalera espiritual. Después de todo, todo el beneficio de revelar la Torá está en usarla para corregir la voluntad de disfrutar, como está descrito en el verso: “Yo creé la inclinación al mal, y Yo creé la Torá para su corrección“.

Entonces, el autor de un comentario tiene que estar en los dos niveles: en el grado donde está recibiendo la fuente y en un grado inferior, al cual desea pasarle esta fuente pero en una forma más adecuada, adaptada al grado del receptor. Este es el objetivo de cada comentario.

Por lo tanto, hasta ahora, nada puede reemplazar el comentario Sulam ya que por una parte, Baal HaSulam alcanzó el grado del ARÍ recibiendo así la encarnación del alma del ARÍ y habiendo alcanzado el grado de los escritores del Zohar. Por otra parte, aproximó El Zohar hasta nuestro grado, explicándolo en tres líneas, en el lenguaje de la Cabalá, usando las definiciones de Partzufím, los mundos, Sefirót, Reshimót, y en adelante.

No necesitamos nada más que tratar de llevarlo a cabo en nosotros. Sin embargo, se supone que ahora el mundo entero se acerca a la transformación de las almas. Por lo tanto, para hacer El Zohar más entendible para las masas, hemos de alguna manera filtrado el texto del Zohar de numerosos símbolos que pueden ser un obstáculo para un hombre simple, con el fin de hacer la lectura en sí más fácil para él.

Pero nunca añadimos ningún comentario propio y sólo facilitamos la lectura mecánica del texto para ayudar a una persona a entender el texto. Simplemente lo ponemos a través de una especie de “filtro” que le extrae todo el idioma arameo así como algunas referencias y varias versiones. Esto es, en esencia, lo que le hicimos al libro del Zohar para todos. Esperemos que en esta forma, El Zohar esté incluso más preparado para usarse en la corrección de las almas.

(32629 – De la 2º parte de la lección diaria de Cabalá del 1/12/11, “Introducción del Libro del Zohar,” artículo “El controlador del burro”)


Material relacionado:

El comentario sobre toda la creación

Hemos descubierto al Faraón; el Creador está contiguo

El camino más fácil hacia la espiritualidad

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta