Un trampolín para ascender a la espiritualidad

Pregunta: Entiendo que El Zohar habla sólo acerca del mundo espiritual. Pero al mismo tiempo, hay una ley de raíz y rama. Aparte, el mundo material es una huella de la espiritualidad ¿Entonces cuál es la conexión entre ellos?

Respuesta: Sólo hay dos fuerzas y cualidades en la naturaleza: recepción y otorgamiento. Todas las posibles uniones y conexiones entre ellas crean para nosotros su forma común, mutua.

Si esta forma común tiene un deseo de recibir para sí mismo, es la huella inversa del Creador, y si tiene el deseo de otorgar, es una copia directa del Creador. Nada más existe. Por eso decimos que no hay nadie más aparte de Él y en general Él es lo único que existe.

¿Así que quienes somos? Somos aquellos que desean discernir esas fuerzas que son opuestas o similares al Creador. Esas formas construyen la imagen del Creador dentro de nosotros, mostrándolas sobre nuestra pantalla interna.

No podemos ver una forma en sí misma porque una fuerza es una forma fuera de la materia, similar a la electricidad. Puedo decir que la electricidad está presente sólo si activa un dispositivo, es decir que sólo puedo identificarla mediante ciertos resultados.

No sé quién es el Creador, pero puedo alcanzar Su forma de acuerdo con lo que puedo ver y realizar. Yo también existo en el grado en que alcanzo la forma del Creador.

El Zohar habla acerca de cuáles formas del Creador alcanzo, buena o mala, mejor o peor ¡¿realmente puede ser que alcance formas malas del Creador?! Si, porque soy yo el que alcanza y “Cada persona juzga hasta el grado de su propia falta de corrección”.

En mi pantalla interna alcanzo las formas de acuerdo a cuánto puedo estar en la forma opuesta y cuánto soy capaz de llegar a ser similar al Creador. Este es el contraste que alcanzo y esto crea la imagen del Creador para mí.

Hay siempre dos distinciones en esta imagen, a favor y en contra, bueno y malo, Luz y oscuridad. Alcanzo la diferencia entre ellos y sin esa diferencia no tendría ninguna sensación porque yo soy la creación.

A través de todo tipo de formas como esas, que nos recuerdan imágenes terrenales, El Zohar nos muestra la combinación de fuerzas, Jasadím y Jojmá, recepción y otorgamiento, las cuales crean la imagen del Creador para mí. Pero crean esta imagen dentro de porque por ahora, es en mi deseo y mi sensación que el Creador aparece ante mí en esas formas no corregidas.

Surge la pregunta: ¿Pero por qué El Zohar me lo describe  en esta forma terrenal? Es porque el Creador inicialmente nos trajo a esta realidad imaginaria donde además lo imaginamos a Él como nuestro mundo con la naturaleza inanimada, plantas, animales, y personas, y donde existimos conectados unos con otros.

Todo este sueño que vemos tiene el propósito sólo de que ascendamos de este a la verdadera imagen de la realidad. Por eso El Zohar describe la realidad espiritual para nosotros de esta forma terrenal que ahora sentimos. Entonces podemos al menos comenzar a hablar acerca de formas superiores de la realidad basados en algo.

De otra manera no tendríamos ninguna oportunidad de hacerlo porque necesitamos una escala para medir, una cierta base con la que empezar. Tiene que ser algún tipo de estado inicial y ese estado inicial es nuestro mundo.

(31731 – De la lección del 4 de Diciembre 2010, El Zohar)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: