Valora cada minuto

Cada uno de nosotros debe preocuparse de que su tiempo sea usado racionalmente. No puedo imaginar cómo puede ser posible progresar en cualquier cosa sin un programa personal de trabajo. Para que sea claro que hacer hay que elaborar un programa así para una semana.

Debo fijarlo para mí mismo y no ceder de este plan. Además este programa debe ser conectado con otros programas de mi trabajo para que yo sea vinculado en ellos como un piñón en un sistema.

Por lo tanto cada minuto, cada hora mía deben ser programados muy rigurosamente. Entonces en la medida en que uno se preocupa por lo externo para que algo bueno salga de su trabajo para otras personas, en la misma medida él progresa en su trabajo interno.

(33006 – De la charla sobre el trabajo espiritual del 17/12/2010)

Material relacionado:

Los dos principios para el éxito
La preparación es la clave para el éxito en el estudio
En cada grano se oculta la infinitad

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: