Volviéndonos conscientes

Pregunta: ¿Cuál es el papel del entorno en nuestro trabajo en contra de la naturaleza?

Respuesta: El entorno fortalece a una persona y le proporciona un lugar para expresarse, para realizar las acciones necesarias. Es un lugar donde recibe apoyo y solidaridad, la Luz Circundante (Ohr Makíf), y las impresiones en el camino. El entorno lo es todo.

Nadie recibe nada directamente del Creador. Estamos interconectados dentro de un solo sistema donde cada uno tiene su lugar, como células en un cuerpo, y cada uno recibe sustento de este cuerpo común. Y la vida que fluye a través de este es la fuerza común de otorgamiento, el Creador.

Mira por ejemplo  nuestro organismo. Este contiene tres niveles de desarrollo: el inanimado, vegetativo, y animado. Y al mismo tiempo, al operar de manera adecuada con lo cual sobrepasa su propia existencia, engendra una nueva vida: deseos, pensamientos, alcance, y entendimiento. El cuerpo vive, y esto permite que una conciencia de vida se manifieste sobre él.

Técnicamente, el organismo también continúa funcionando cuando pierdo la conciencia. Pero yo ya no continúo siendo una persona en todo el sentido de la palabra; termino desconectado de la vida humana.

Entonces, justo ahora nuestro cuerpo común opera de una forma u otra, está completo, pero la reciprocidad entre sus partes sólo se lleva a cabo en los niveles inanimado, vegetativo, y animado. Este es nuestro mundo. Pero el nivel humano, el grado de similitud con el Creador está faltando; no está revelado. Y necesitamos desarrollarlo.

Sólo lo descubrimos cuando nosotros mismos activamos nuestro cuerpo con el propósito de establecer una conexión con el otorgamiento, la Luz, la conciencia de aquello a lo que nos referimos como el “Creador”. Necesitamos activar todas nuestras células como sucede, pero además debemos añadir la intención a ellas: el propósito de la vida.

Cuando añadimos la intención sobre la vida que ahora vivimos, entramos al grado humano. Entonces debido a esta preparación, el Creador se le revela a este deseo, a esta intención que ha sido añadida. Él se revela en el deseo del humano (Adám) dentro de nosotros.

El humano se manifiesta en nosotros sólo bajo la condición de que nos unamos entre nosotros al entender y tomar conciencia de que la razón por la que lo hacemos es el Creador. Queremos revelarlo, y Él quiere dotarnos con la cualidad de otorgamiento.

(33553 – De la 1º parte de la lección diaria de Cabalá del 24 de Enero del 2011, Escritos de Rabash)

Material Relacionado:

Desarrollando un ser humano dentro de nosotros

El pensamiento superior es otorgamiento

Entrenamiento bajo la supervisión del creador

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: