¿Cómo podemos cambiar nuestro destino?

En la sabiduría de la Cabalá, estudiamos el mundo superior, cómo ha sido hecha toda la creación, y que fuerzas se expanden en nuestro mundo corporal. En el mundo superior hay fuerzas mientras que en el físico, hay objetos que son afectados y son producto de ellas.

Las fuerzas superiores son llamadas, “raíces”, y las inferiores (aquellas que se manifiesta en nuestro mundo) son, “ramas”. No hay nada más por debajo de nuestro mundo ni peor que él. Que ya es bueno.

Todo lo que nos sucede ocurre bajo la influencia de las fuerzas que descienden a nosotros desde el mundo superior, desde las raíces. No hay, nada en nuestro mundo que no se derive de Arriba. Por lo tanto, no tiene sentido culpar a alguien por algo: los demás, otras naciones, el gobierno, y la naturaleza puesto que todo está gobernado por las fuerzas superiores, de Arriba hacia abajo. Si miramos la imagen completa de manera lógica y realista, veremos que todo viene de lo Alto.

Resulta que cualquier problema que encontramos, no importa lo que conlleve, sólo puede ser resuelto si ascendemos al nivel de estas fuerzas superiores y comenzamos a influir en ellas. Por lo tanto, seremos capaces de atraer una influencia diferente sobre nosotros mismos. Es decir, que no seremos afectados por las primeras fuerzas, sino más bien por algún tipo de sus derivadas y el efecto que hemos inculcado. Sólo de esta manera causamos los cambios en nuestro mundo, y por ningún otro medio.

Lo intentamos, a lo largo de miles de años de utilizar todo tipo de métodos y prácticas que afectan a nuestro destino. Y vemos que no vale la pena. No tiene sentido apelar al Creador: Él (alguien a quien imaginamos como el Creador) no nos escucha. Y de todos modos, ninguna de nuestras acciones en este mundo, produce ningún resultado. Al final, todo sigue el curso que debía tomar.

Nosotros, los que hemos vivido en este mundo el tiempo suficiente, vemos todo esto con mucha claridad, por lo tanto, podemos estar de acuerdo con la sabiduría de la Cabalá que establece que en el nivel de nuestro mundo, no hay ninguna solución a nada. Nuestro mundo es el efecto, y todas las soluciones están en el nivel donde se toman las decisiones: en el mundo superior.

Así, a saber, en nuestro tiempo, cuando la humanidad, habiendo llegado a la crisis integral, global, está enfrentando realmente un grave problema, y cuando todo lo que nos está ocurriendo abajo, ya es parte integral de esta imagen, sólo entonces recibimos una oportunidad para influir en esas fuerzas generales de unión.

Esencialmente, tenemos que afectar solamente una única fuerza puesto que sólo hay una fuerza superior que simplemente se divide en sus múltiples sub-fuerzas, las fuerzas individuales que nos impactan.

(34479 – De la Lección 5, Convención de Berlín del 01/29/2011)

Material relacionado:

Si desea cambiar su destino, cambie su deseo, no su nombre

Estudia Cabalá y esta te lo explicará todo

Las interferencias que llegan en nuestro camino son la ayuda desde Arriba

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta