entradas en '' categoría

Instrucciones: Como “formatear” un receptor espiritual

La Cabalá se revela a todas las personas individualmente y a la humanidad entera con el fin de responder sus preguntas. A la gente no le importa la teoría, la cantidad de ángeles en el cielo, o los Partzufím superiores. Ellos están preocupados solo por una cosa: Necesitan llenar sus deseos. Y eventualmente ellos sentirán que, la Cabalá parece tener la respuesta.

Hasta hoy, la gente no sabe lo que quiere, pero mientras diseminamos la Cabalá, necesitamos explicarles donde pueden encontrar lo que ellos buscan. Es como una madre que puede sentir lo que un hijo necesita con tan solo mirarlo, que es bueno y que es malo para él. Ella sabe por qué llora, que necesita y donde le duele.

Necesitamos sentir la humanidad de la misma manera, prevenir los golpes, y mientras este deseo crece, comenzar a desarrollarlo un poco hacia adelante para dirigirlo a la bondad y evitar el sufrimiento. No hay necesidad de esperar que una terrible hambruna se manifieste y haga sufrir a la gente. Necesitamos proveerlos con el llenado antes de tiempo. ¡Déjalos tratar y ver! Necesitamos explicarles hacia donde se dirige su deseo. A esto es a lo que la diseminación de la Cabalá se refiere.

Todos aquellos que ahora están satisfechos con sus vidas, necesitan estar solos. Y el resto necesita la explicación acerca de dónde pueden llenar ese vacío que sienten. La gente necesita entender que un deseo especial se está revelando ahora en ellos.

Hasta ahora esto carece de forma. Necesita ser “formateado” y “conectado” con un nuevo programa o sistema, como un disco de computador que al final es simplemente un pedazo muerto de metal o plástico, y necesitamos “volverlo a la vida” para poder aprender a trabajar con los programas y los datos. Entonces podremos utilizar este deseo nuestro.

Para poder hacer todo esto, necesitamos una fuerza especial la cual recibimos por nuestros esfuerzos en el grupo, estudio, y escuchando al maestro. Y de esta forma gradualmente nos “reformateamos” a nosotros mismos y con esta extensión comenzamos a adoptar información espiritual nueva la cual nos llena y nos ayuda a encontrar nuestra orientación en la vida

(33594 – De la 4º parte de la lección diaria de Cabalá del 01/24/2011, “La sabiduría de la Cabalá y su esencia”)

Material relacionado:

El vacío en donde habita  el pensamiento supremo

Formatéate para la Espiritualidad

Instrucciones para enlatar el egoísmo

Yo preferiría saltar al agua

Pregunta: ¿Cual es la conexión entre la depresión y nuestra naturaleza?

Respuesta: La depresión es la sensación de vaciedad en el deseo. Hay deseos, pero no llenado. Es la manifestación más vivida de nuestra naturaleza. Después de todo, el Creador creo el deseo y este deseo anhela ser llenado. Esta es nuestra esencia.

El deseo colectivo donde moramos todos o cada individuo, este pequeño deseo está compuesto de la necesidad del llenado. Cuando el deseo carece de llenado interno, la pregunta es ¿dónde está el llenado? Si esta cerca y el deseo siente que está cerca pero no dentro, entonces llega la depresión.

Si este llenado nunca existió desde el principio, no habrá depresión. ¿Quién sabe qué tipo de vacio siento? ¿Cómo podría sentir un africano de una aldea que le hace falta una laptop o una lavadora? Pero si un llenado futuro, el cual podría ser pero aun no lo es, apareciera en tu visión, en tu sensación, este eleva la depresión.

De este modo, la depresión no es característica de una persona primitiva, pero si de una avanzada. Y entre más lejos nos movemos, habrá una mayor depresión una vez que los deseo maduren y así trabaja la conciencia de la carencia del llenado de sus deseos.

Es evidente como en los últimos cuarenta años la depresión se ha extendido cada vez más en la humanidad. Hoy en día es uno de los problemas más grandes. Por otra parte, también se ha vuelto una enfermedad. Continuara creciendo, y no podremos pararla.

En el futuro más cercano, tendrán que legalizar y vender drogas a cualquiera que las quiera. Básicamente, estaremos contentos de tomar lo que sea con tal de no sentir esta depresión. Pero de todas maneras no seremos capaces de vencerla. Llegará al punto en que una persona verá ante él o ella la “dosis” pero no será capaz de usar la droga. ¿Por qué? Porque ellos verán que no es la respuesta a su pregunta, no es la “dosis” a su vacio interno.

Es por esto, que la batalla con la depresión es mayor a la batalla del hombre con la vaciedad que es precisamente lo que lo empuja hacia adelante. Por lo tanto, por el número de todos aquellos que están en depresión, podemos juzgar que tan cerca está la humanidad de darse cuenta de su maldad.

Nada podrá ayudar a una persona excepto un decisivo, firme y dinámico compromiso en la sociedad correcta. Solo ahí será capaz de suprimir su depresión, y muy intensivamente en esto: apagándose a sí mismos, cambiando sus sentimientos, y confiándose a sí mismos en el entorno y lanzándose al agua. No existe otra medicina más que la influencia del entorno. Y como resultado, el llenado llegara inmediatamente y eliminara la depresión en uno.

(34202 – De la Lección 2, Convención de Berlín del 1/28/11)

Material relacionado:

Cuando estás preparado para saltar más alto

Erige un puente por encima de tu propio egoísmo

Entrenamiento bajo la supervisión del Creador

A través de un pasadizo de obstáculos

Shamati #1, y sólo si esa persona tiene un verdadero deseo recibirá ayuda de Arriba. Y se le muestra constantemente cómo está en falta en su estado presente.

¿Qué es la ayuda desde Arriba? Es que constantemente eres empujado dentro de tu propia suciedad interna, dentro de tu egoísmo, y se te muestra tu insignificancia. Esto es lo que el Creador hace: constantemente le muestra a una persona una enorme y negra oscuridad dentro sí mismo, un tiradero de basura en sus pensamientos, deseos, intenciones, y cálculos.

¿Por qué? Es sólo para que él llegue a la necesidad del Creador, para traerlo a un estado donde ya no será capaz de soportar su propia peste. Para hacer esto, es necesario constantemente tirar de él fuera de esta sensación y mostrarle una existencia diferente, una que es ligeramente más alta, más liviana, y mayor que su egoísmo. Entonces él una vez más será arrojado de narices dentro de su propio egoísmo: Mírate, observa quién eres. Y entonces una vez más él tiene que ser ligeramente sacado de ese pantano, y luego una vez más arrojado de cabeza.

Así es como sucede todo hasta que una persona llega a sentir que él realmente no tiene nada de “santidad” o pureza espiritual, y que todo viene sólo de su personal, pequeño y egoísta ser que fue creado en él y en el cual él fue creado.

Aun cuando ocasionalmente recibe un despertar desde Arriba, el cual momentáneamente lo reanima, poco después cae en el lugar de bajeza.

Por supuesto, todas esas son acciones del Creador. Pero no importa porque una persona las siente en y dentro de sí mismo. Todo lo que somos es esta sensación. No hay nada más en nosotros aparte de la sensación y tomamos consciencia sólo de lo que sentimos. La mente sólo acompaña la sensación.

Sin embargo, esto es lo que le causa el llegar (finalmente) a caer en cuenta de que sólo el Creador puede ayudarlo y realmente acercarlo (a la perfección). Esta necesidad o demanda por perfección madura gradualmente dentro de nosotros precisamente a partir de esos estados opuestos.

(34357 – De la Lección 4, Convención de Berlín del 1/29/11)

Material relacionado:

El muro ante ti es tu próximo grado espiritual

¿Cómo guardar el amor para que no se enfríe?

Una mente brillante no es una garantía de la Luz

El Buen Entorno – 02.03.2011

Mi buen entorno – Resumen de la lección diaria

Lección diaria de Cabalá – 02.04.11

Escritos de Rabash, Dargót HaSulám “Cuando el Creador ama al hombre”

Descargar: WMV Video | MP3 Audio

El Libro del Zohar, porción semanal de Torá “Terumá”, Fragmentos seleccionados

Descargar: WMV Video | MP3 Audio

Explicación del artículo, “Prefacio a la sabiduría de la Cabalá”, Lección 12

Descargar: WMV Video | MP3 Audio

“El estudio de la sabiduría de la Cabalá”

Descargar: WMV Video | MP3 Audio

Un egoísta puede hacer más

Extracto del discurso en el tercer foro mundial espiritual “Hacia una consciencia integral” en Arosa (Suiza), Enero 23 del 2006:

Si la célula de un organismo viviente comienza a actuar de manera egoísta con respecto a las otras células, se convierte en cancerosa, mata a todo el cuerpo, y como resultado, a sí misma. Una célula cancerosa está continuamente dividiéndose. Devora todo a su alrededor, al no tener obligaciones hacia ellas y ninguna reacción a las órdenes del organismo.

De hecho, esta es la clave de todos los problemas, no sólo de las enfermedades cancerosas. Nuestro egoísmo desarrolla tales características, aun cuando el balance de acuerdo al principio de equilibrio, armonía, y el esfuerzo por un estado confortable está inculcado en la naturaleza en todos los niveles, ya sea el inanimado, vegetativo, o animado. De una manera u otra, todo existe solamente para mantener el balance y para avanzar hacia este.

Sin embargo, no entendemos el problema de manera correcta, y nuestra visión del desequilibrio de fuerzas es errónea también. La falta de equilibrio en la Naturaleza es necesaria para llevarla a una armonía aun mayor. Siempre avanzamos mediante dos estados: equilibrado y desequilibrado.

Inicialmente, existíamos en un estado perfectamente equilibrado entre menos y más. Todos los sistemas de nuestro organismo estaban funcionando bien, entonces, la naturaleza creó en nosotros un estado de desequilibrio, y el negativo superó al positivo.

¿Por qué fue hecho así? Fue hecho así para que nosotros llegáramos a un mejor estado ¿Cómo podemos llevarnos a nosotros mismos a un estado de equilibrio? El negativo se nos entrega desde Arriba, por Naturaleza, mientras que debemos equilibrarlo con una fuerza positiva más grande, igual a este. Esta acción es producida específicamente por nosotros.

Así, la naturaleza nos fuerza a compensarnos, desequilibrándonos intencionalmente. Tan pronto como hemos llegado al equilibrio, una vez más crea un menos adicional, desde Arriba, y debemos llevar este menos hacia el más, hacia un estado de equilibrio, por nuestra cuenta.

Así, avanzamos si entendemos correctamente que de esta manera la Naturaleza desea elevarnos de un grado al siguiente. Al principio, nuestro egoísmo tenía el valor de cero. Después, adquirió el valor de menos uno. Después, ganó un valor altruista de más uno, y, una vez más, de menos dos grados egoístas, luego de más dos altruistas, y así en adelante. Así es como la Naturaleza lleva a cabo el crecimiento.

Si entendemos este principio, entonces pasamos a través de los estados de descenso “menos” muy fácilmente y salimos hacia los estados de ascenso. Todo aquel que camina por el sendero espiritual siente esto.

“Ayer me sentía tan bien. Entendía y conocía todo, experimentaba las sensaciones más sutiles. Todo se volvió tan fácil y lindo en mi cabeza, pero hoy siento un bloqueo. Nada es claro; no siento nada, y odio todo. Todo esto es tan estúpido ¿Qué estoy haciendo? Todos estos supuestos amigos…..”

Para nosotros, justo ahora, es exactamente así. Por eso debemos registrar nuestros estados. Aclarará cómo somos y cómo pasamos a través de ellos. Más tarde, nos daremos cuenta gradualmente que los descensos se nos entregan para que podamos compensarlos con el ascenso. Al ir a través de esas acciones paso por paso, avanzamos, pero sólo si entendemos qué se necesita hacer.

Desafortunadamente, las personas usualmente hacen lo opuesto. En lugar de mejorar el más, quieren aniquilar el menos. Aquí es donde la Cabalá advierte: ¡No lo hagas!

El menos es toda nuestra energía, todo nuestro entendimiento, toda nuestra conciencia. Mientras más grande sea la persona en su deseo, más alto se coloca. Puede hacer más, bueno o malo, no importa. La clave es un gran deseo. Nunca lo destruyas o lo bajes a un nivel vegetativo.

Después de todo, el egoísmo es nuestro vehículo, nuestro instrumento, el cual nos ayuda a ir hacia adelante. No debemos eliminarlo, no podemos de todas maneras. Constantemente estamos creciendo en nuestro egoísmo y hemos llegado a una crisis egoísta el día de hoy, precisamente para que podamos comenzar a usar y realizar nuestro deseo correctamente.

(34209 – De la Lección 2, Convención de Berlín del 01/28/2011)

Material relacionado:

Reinicia la percepción

Construyendo un túnel hacia el mundo espiritual

La frontera final

Encuentra lo que nos falta

Hasta que la unidad se convierta en una necesidad vital, no llegará a la vida. Tenemos dos opciones: O bien enfatizamos la importancia de la unidad entre nosotros, o todas nuestras acciones, excepto la unificación traerá la Luz que Reforma, pero nos está afectando negativamente, por medio de la demostración de cuán desconectados estamos. Entonces, finalmente  nos uniremos por necesidad, como resultado del dolor y el sufrimiento.

Supongamos que yo no quiero cuidar mi salud y finalmente arruino mi organismo hasta que comienzo a sentir que está en problemas. Este sentimiento me obliga a iniciar la rehabilitación de mi cuerpo.

Tampoco lo hacemos en el grupo para mantener la salud espiritual, no mantenemos la unidad. Sin embargo, estudiamos, circulamos la Cabalá, y realizamos diversos tipos de acciones diferentes. Estos actos atraen la Luz que Reforma. Al final, se nos mostrará cuál es el problema. Si no estuviéramos haciendo todo esto, no sentiríamos que hay un problema. Por lo tanto, hay un cierto beneficio en esto: Nos ayudará a darnos cuenta de que estamos perdiendo el punto.

Quieres encontrar al Creador. Piensa en el “lugar”, el deseo, donde Él se revela. No hay Luz sin un Kli (vasija).

(34241 – De la lección diaria de Cabalá del 12/24/2011, Escritos de Rabash)

Material relacionado:

Sintonizate con la onda del otorgamiento

El creador a través del grupo

Un enfoque personal

Una nueva “computadora” en cada grado

Al ascender los grados espirituales, experimentamos diferentes estados contradictorios, confusos, donde no entendemos nada. Sucede que estás como si hubieras perdido la cabeza. Después de todo, cuando vas de un estado a otro, deseas cambios.

La mente es adquirida junto con el deseo; sólo sirve a este. Mientras más grande es el deseo, más crece tu mente para servir al deseo, para ayudar a satisfacerlo. Así es como operamos.

Cuando tu deseo se reemplaza con otro, adquieres un nuevo deseo, y tu mente previa desaparece. Y entre grados sientes como si toda la información hubiera sido borrada de tu “computadora”, y ya no sabes cómo operar. Se dice que el Baal Shem Tov incluso olvidaba las letras y tenía que aprender a leer “desde cero”.

Este es un estado especial. De esta manera se le muestra al hombre que es sólo una máquina. Un deseo desaparece, la memoria desaparece, y sientes que ya no sabes cómo hacer los movimiento de manos o piernas más simples, ni hablar de tener que recordar los nombres de las personas o cosas que suceden a tu alrededor.

Esto puede parecer una anomalía mental. Pero al mismo tiempo, una persona entiende y siente que todo esto le está sucediendo a él; como si se analizara desde fuera. Hay un punto en el que sientes: “¡Esto me está sucediendo a mí! ¡Mírame! justo ahora soy una vasija vacía que carece de sensaciones y mente ¡Recibiré una nueva sensación y mente!”

Este es un reemplazo absoluto. Adquieres una nueva “computadora”, y necesitas llenarla con nuevos programas; todo tiene que ser hecho desde el principio. Así es como avanzamos.

(30691 – De la lección diaria de Cabalá del 12/24/2011, Escritos de Rabash)

Material relacionado:

El internet la fuerza superior escondida en la unidad

Lo que significa aprender el sistema global

El internet como acelerador del desarrollo