A quien juzgar y por qué

Pregunta: Cuando me siento rechazado por el grupo, ¿debo ser paciente y no juzgar a mis amigos?

Respuesta: Debes juzgarte a ti mismo en vez de a ellos porque la única razón por la que los percibes negativamente es porque así es como los ve tu egoísmo. El Creador reunió todas estas diferentes personas en un grupo y quiere que te unas con ellos. Él evoca antipatía con ellos dentro de ti y tu deseo egoísta te aleja de la unificación. Esto se llama la revelación del mal dentro de ti, como está escrito: “Yo creé la inclinación al mal y he creado la Torá para su corrección”.

Ahora tengo que atraer la Luz durante el estudio sólo por el bien de una meta: unirme con las personas del grupo, a quienes rechazo. No necesito nada más. Si mi actitud hacia ellos cambia como resultado del estudio, esto significa que la Luz de la Torá me ha influido y he adquirido el atributo del otorgamiento.

En otras palabras, la meta no es unirme con un amigo o corregir su egoísmo. Estos son sólo medios. La meta es atraer la cualidad del Creador, su imagen, por medio de la atracción de la Luz.

Es por eso que las cosas son arregladas para que yo aleje a los amigos. De esta manera necesitaría la influencia de la Luz, que me dará la cualidad del Creador. De lo contrario no hay necesidad para ello. Es decir, no debemos pensar en la necesidad de corregir algo, sino en el hecho de alcanzar la meta por medio de la corrección.

(36029 – De la lección de 18 de Febrero del 2011, Escritos de Rabash)

Material Relacionado:

Realizar una transfusión a un embrión espiritual

¿Por qué todos debemos esforzarnos tanto?

¿Cómo llegas hasta el corazón?

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta