Atados por una sola red

Antes, solíamos enseñarnos a nosotros mismos y a nuestros hijos como vivir en el viejo mundo basados en todas las experiencias que hemos acumulado en el cuso de toda nuestra historia. Pero ahora, esta experiencia no vale nada. Día a día, mes a mes estaremos viendo pruebas de esto, encontrándonos a nosotros mismos en un mundo completamente desconocido.

No entenderemos que es lo que de repente está pasando con nuestro mundo, un día en un lugar, mañana en otro. Después de todo, el mundo se está desplegando para nosotros como un sistema coherente, análogo en lugar de uno binario y discreto. Ya no consta de partes aisladas, cada una de la cual tiene cierta libertad de acción.

La propiedad del sistema análogo es una total interconexión, desde el punto inicial hasta el final, en todos sus estados. Es muy similar a un organismo viviente, donde nada puede ser remplazado sin interferir con algo y cambiar la función de las otras partes. Si nosotros, comenzamos en tal estado delicado y subordinado, no podremos sentir en qué estado terminamos, estamos condenados. Es por esto que cada persona tiene que estudiar la sabiduría de la Cabalá.

Antes, solíamos enseñar a nuestros hijos como vivir en un mundo egoísta. Pero ahora eso ya no los ayudará. Tenemos que dar tanto a los niños como a los adultos, a todo aquel que continúe viviendo en esta tierra, el conocimiento acerca del mundo que de repente ha caído sobre nuestras cabezas.

En el pasado, el sistema del gobierno superior descendió sobre nosotros para darnos a cada uno de nosotros un cierto grado de libertad. Hoy, no obstante, el sistema de fuerzas que está bajando sobre nosotros nos está poniendo a cada uno en su lugar, sin dejarnos ninguna libertad. Si una persona se está moviendo él o ella está causando impacto en todo el sistema.

Todo el que empiece a desviarse perturba el sistema entero y es por esto que este actúa hoy tan impredeciblemente. Esto es precisamente lo que nos será revelado más y más de la manera más terrible.
Hace unos días, tuve una reunión con el Secretario General de la Unesco, quien entendió muy rápido y pregunto: “Entonces, en tu opinión, la educación tiene que ser global también, ¿no es así?” refiriéndose a que esto tiene que involucrar a todo el sistema. La solución al problema recae concretamente en esto: Nosotros debemos educar a nuestros niños y adultos de manera que puedan vivir en un mundo en el que de repente nos encontramos.

La gente no lo entiende ni lo siente; ellos lo aceptan con dificultad. Aunque las consecuencias son claras y evidentes, el hombre no ve lo que no puede desear. Al final, el dolor lo obligara a abrir sus ojos. Pero necesitamos extender este conocimiento antes de que llegue el golpe, para reducir al mínimo el sufrimiento.

(34443 – De la 4º parte de la lección diaria de Cabalá del 04/02/2011, “El estudio de la Sabiduría de la Cabalá”).

Material relacionado:

Del dicho al hecho
Se trata sólo sobre la vida
El deseo por el Creador es la suma de los deseos comunes

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: