Bajo el látigo del egoísmo universal

Pregunta: ¿Por qué necesitamos trabajar en nosotros mismos específicamente en un grupo? ¿Por qué no podemos trabajar en nosotros mismos a través de la interacción con el mundo externo?

Respuesta: Antes que nada, necesitamos trabajar entre nosotros en un grupo en lugar del mundo externo porque los cabalistas así lo recomendaron ¿Por qué recomendaron esto específicamente? Es porque juntos, necesitamos crear un deseo común que tendrá propiedades similares a las propiedades del Creador, y entonces seremos capaces de revelarlo a Él.

Si me acercara a una persona en la calle y le dijera, “vamos a amarnos”, podría pensar que soy gay. En realidad, la propiedad del amor es la propiedad del Creador. Es Su propiedad principal que es revelada ante nosotros. Necesito alcanzar esta propiedad de una manera u otra ¿Cómo lo hago? Sólo al estar con personas que me entienden.

Entonces, esto significa que debemos unir nuestros deseos, sentirnos uno a otro como si estuviéramos todos juntos, en un todo. El egoísmo universal común nos está empujando a esto.

La globalización, la interconexión que está revelándose, los golpes de la naturaleza, todo ello nos mueve en una dirección, nos fuerza a acercarnos, a “acurrucarnos” como pequeños animales que no tienen dónde esconderse. Todas las miserias que están a punto de caer sobre nosotros nos forzarán a acercarnos. Es para que nos acerquemos en el interior, en lugar de simplemente reunirnos en un territorio.

La naturaleza trabajará sistemáticamente; impactará en un lugar. Es por esto que necesitamos “acurrucarnos” con las personas que nos entienden y juntos, crear un deseo común. Tan pronto como lo creemos, este será el grupo volviéndose un corazón, un deseo. Entonces, según el grado de nuestra unificación, sentiremos al Creador: la manifestación de la Luz de Néfesh, Rúaj, Neshamá, Jaiá, y Iejidá entre nosotros.

Todas las almas juntas están incluidas entre ellas dentro del mundo entero, pero al ser una parte de ellas, ya nos hemos unido y pasado por entero esta Luz a través de nosotros. Ahora, esta gradualmente fluye hacia las otras almas, y estas también comienzan a despertarse. De pronto comienzan a sentir que tenemos un tipo especial de llenado. Y las personas se sentirán atraídas hacia nosotros. Los veremos adherirse.

Pero para que esto suceda, necesitas primero llevar a cabo una condición especial de manera que exista Luz en ti. Por esto no puedes trabajar con otras personas que no tienen nada de esto. Esto fluye a partir de la condición de la corrección de los mundos, y la Cabalá lo prescribe ¿Por qué? Porque esta es la ley de la naturaleza.

Necesitamos comenzar con los deseos no corregidos que son más cercanos a la Luz. Al corregirlos, podemos usarlos para descender a un nivel más bajo, deseos que están menos corregidos. Al corregirlos, descendemos hasta los deseos incluso menos corregidos. Constantemente vamos de un trabajo más fácil a uno más difícil. Esta es la misma manera en la que nos desarrollamos en nuestras vidas. Gradualmente resolvemos todos los problemas, de los simples a los complicados. Esta es una ley natural de la naturaleza.

(33999 – De la lección 2 en Moscú del 16 de Enero del 2011, “La oración de muchos”)

Material Relacionado:

Ganando la contienda con el creador

La eterna búsqueda de la espiritualidad

La ley universal de correspondencia inversa

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta