El fin de la generación de esclavos

Hoy día estamos ante la nueva generación, que puede hacer cualquier cosa sólo si entiende, siente, decide, y está de acuerdo con lo que se tiene que hacer. De otra manera no hará nada. Vemos esto también en los eventos que están sucediendo en todo el mundo. Una nueva ola elevándose, o en otras palabras, un nuevo nivel del alma común está despertando en toda la humanidad.

La generación moderna  no admite la educación moralizante que amenaza a una persona y le enseña doctrinas morales, diciéndole, “Míranos como un ejemplo y  actúa de la misma manera”. Esto no es suficiente para la joven generación. No tomarán este camino. Por el contrario, copiarán los peores ejemplos y no serán capaces de poner un cerrojo a sí mismos para acatar tus maravillosos modelos.

La nueva generación no aceptará nada sólo porque así es como debe ser. Incluso si los niños absorben muchas cosas automáticamente, aun así, si educamos a los niños modernos mediante recompensa y castigo, no funcionará. Eso es porque el egoísmo crece de un día a otro y no serás capaz de soportarlo. Por lo tanto, el hábito se convertirá en una segunda naturaleza para ellos.

Justo ante nuestros ojos una nueva naturaleza está madurando en los niños, y exige que les entregues un método. Tú quieres darle al niño resultados ya hechos que implementará como una pequeña máquina que operas mientras él te mira y repite todo. Pero eso no funcionará. Los niños ven a través de ti. Están constantemente estudiándote y analizándote. Eres completamente transparente para ellos.

Tenemos que entender que esta generación requiere un método muy racional y lógico que pueda entender y que use de acuerdo con ese entendimiento.

 

 La generación de esclavos ha terminado, o la generación de máquinas que fue personificada incluso por Charlie Chaplin. Hoy día tenemos que dar a la juventud una explicación del proceso de desarrollo, la realidad y su lugar en ella, la meta, el camino del gobierno, y las oportunidades ante cada persona.

En pocas palabras, es necesario mostrarle a la persona los límites dentro de los cuales es realmente una criatura libre. La nueva generación es muy diferente de nosotros y por lo tanto no debemos desarrollar métodos para entrenarlos de manera que obedientemente permanezcan cerca, sino un método para pasar la sabiduría de acuerdo a la edad de la persona. Los niños usarán y realizarán esta sabiduría a través de su comportamiento, y entonces todo lo que nos quedará por hacer es verificar si se las hemos dado correctamente. Veremos esto por los resultados.

En el pasado la educación y la crianza estaban basadas en la recompensa y el castigo. Los niños estaban embutidos en unos límites muy estrechos y resguardados con una correa muy corta. Se les decía, “Así es como debes actuar”. Pero hoy día esto no funcionará porque el Creador requiere de nosotros que lleguemos a la revelación del mal, al entendimiento de lo que sucede en la vida. Debemos aprender a controlarnos de acuerdo con la importancia de la meta. Este es el trabajo independiente de una persona.

El alma no tiene edad. No importa en quién despierta, un adulto o un niño. Tenemos que entender que estamos obligados a proveer un método de corrección para los jóvenes y los viejos de manera que crezcan sólo mediante este.

(35843 – De la charla sobre educación del 2/19/11)

Material Relacionado:

Tu protección desde Arriba

El sacrificio es un medio para acercarse al Creador

La plegaria en lugar del sacrificio

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: