El mundo en el cual está naciendo la humanidad

Mi primera profesión fue la cibernética. Descubrí esta ciencia sobre los sistemas integrales por primera vez hace treinta años, cuando traté de aprender acerca de cómo funciona el cuerpo humano. Incluso entonces comprendí que es imposible estudiar el corazón por separado, los riñones, el hígado o el cerebro por sí mismos, porque todo está interconectado en un solo sistema. Sin embargo, no podemos estudiar esto en la forma de un único sistema.

Todo el mundo entiende este problema, pero nadie es capaz de construir los ejemplos apropiados, fórmulas, esquemas, gráficos y diagramas con el fin de conectar todo el funcionamiento en uno solo. En aquel entonces yo no podía entender por qué esto es así. Sólo vi que es imposible.

Sólo cuando terminé todas mis otras búsquedas y llegué a la ciencia de la Cabalá recibí una respuesta. Todo el problema es que nosotros mismos no somos así. Todos somos egoístas en nuestra mente, sensación y deseo, y es por eso que no podemos construir ni investigar sistemas globales, que se basan en el otorgamiento. Después de todo, siempre aspiramos en dirección a nosotros mismos, y no desde dentro de nosotros mismos hacia el exterior.

Esperemos que para el alcance de esta ciencia, aprendamos a estudiar el nuevo mundo que se revela en nuestros días. Como los niños que invierten entre 15 y 20 años estudiando para familiarizarse con el mundo en el que nacimos. Del mismo modo, hoy vale la pena invertir algún tiempo para alcanzar este nuevo mundo en el que toda la humanidad está naciendo hoy. Todo el mundo se beneficiará de esto.

Estamos tratando de hacer realidad estas leyes en nuestra organización, entre nuestros dos millones de estudiantes en todo el mundo, incluso en las familias, en la crianza de los niños, y todo lo demás. Tengo grandes esperanzas de que tú también las realices. Esto se refiere a todo, comenzando por la vida personal, familiar, entre el marido y la mujer y sus hijos, y hasta el ámbito de toda una nación y el mundo entero.

(De mi lectura en París del 2/1/11)

Material Relacionado:
Los pioneros
El Internet: La fuerza Superior escondida en la unidad
Un hombre y una mujer: ¿Ser o no ser pareja?

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta